Destacadas

Concluye la 101 Asamblea de Obispos de Bolivia con la lectura del “Mensaje al Pueblo”

Los obispos de la Iglesia Católica pidieron ayer al Gobierno respetar la decisión de los bolivianos que en el referendo constitucional dijeron No a la modificación de la Constitución Política del Estado para permitir una repostulación del presidente Evo Morales en 2019. “Lo más democrático es seguir adelante con lo que el pueblo manifestó”, dijo el presidente de la Conferencia Episcopal de Bolivia, Ricardo Centellas.

Después de cinco días de reflexión la CI Asamblea de Obispos de Bolivia concluyó ayer con la lectura del “Mensaje al Pueblo” de Dios que ratificó la preocupación de la Iglesia Católica por el narcotráfico y la práctica del aborto. A esto se suma el pedido de respeto al voto de la población en el referendo constitucional del pasado 21 de febrero.

“Si se ha hecho una consulta democrática al país, hay que respetar los resultados de esta consulta, lo más democrático es seguir adelante con lo que el pueblo manifestó y creo que todos conocemos los resultados, entonces lo más lógico, lo más responsable y adecuado es respetar estos resultados”, dijo el presidente de la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB), Ricardo Centellas.

El pasado 21 de febrero en el referendo constitucional el No ganó con el 51 por ciento frente a un 49 por ciento del Sí en favor a una reforma del artículo 168 de la CPE. A pesar de ese resultado, el presidente Evo Morales hizo referencia a que continuará en el ámbito de la política una vez concluida su gestión aunque no fue preciso en esta decisión, sin embargo, varios dirigentes de organizaciones sociales insisten en buscar otras formas de viabilizar una vez más la candidatura del Presidente.

“En la vida todo se puede, en el marco de la Constitución Política del Estado que no sólo prevé la modificación a través del referendo, sino hay otras formas por lo tanto, no descartamos la candidatura”, dijo el presidente del Movimiento Al Socialismo de Cochabamba, Leonardo Loza.

Líderes

Centellas hizo referencia a la formación de líderes en el país, aseguró que lo fundamental es que “no se puede ser líder si uno piensa en sí mismo”.

En su primera intervención, durante la inauguración del encuentro, advirtió de “la necesidad de crear espacios de formación de líderes que sean capaces de integrar a todos los ciudadanos”.

“El líder tiene que pensar en el bien común, en el bienestar de los otros y en ese sentido todos estamos llamados a renovarnos, sino vamos por ese camino no estamos en el camino de un liderazgo auténtico, sano sino un liderazgo enfermo que no construye sino que destruye la sociedad y creo que ese es el camino que no necesita Bolivia”.

Centellas explicó que la renovación y formación de líderes no está estrictamente enfocado al Gobierno, sino a todas las instancias y organizaciones del país que incluye a la Iglesia Católica. Señaló que primero es necesario “el liderazgo sobre todo en espíritu”.

RECHAZA PRÁCTICA DE ABORTO

El mensaje al Pueblo de Dios denominado “Elige la Vida” cuestiona la resolución ministerial 1508/2015 del Ministerio de Salud que establece el protocolo para la práctica de la “interrupción del embarazo”, a aplicarse en los casos de violación y de grave riesgo para la salud y la vida de la madre.

“Consideramos que este protocolo, además de inconstitucional, no sólo niega el derecho a la vida del niño concebido, sino que pone en peligro la misma salud de la madre que se pretende preservar. El caso es aún más grave porque obliga a los médicos a practicar el aborto, hecho que viola la libertad y el ejercicio de la profesión médica”, dijo el mensaje leído por el secretario general de la Conferencia Episcopal Boliviana, Aurelio Pesoa.

Concluye con el pedido urgente que las instancias judiciales se pronuncien sobre la constitucionalidad de ese protocolo, y reconozcan el derecho a la vida, la objeción de conciencia de los médicos y la opción de abstenerse de practicar un aborto.

IGLESIA ACEPTA INVITACIÓN DE ROMERO

Persiste preocupación por el narcotráfico

El presidente de la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB), Ricardo Centellas, reiteró ayer que la Iglesia Católica reconoce la labor del Gobierno y la Policía Nacional en relación a la lucha contra el narcotráfico. Sin embargo, aseguró que “lo más importante no es cuantificar, lo importante es darnos cuenta que a lo largo de estos años es insuficiente, porque no ha detenido, sigue, crece el narcotráfico, crece la drogadicción y no solamente en el eje central de Bolivia sino en todos los departamentos”.

Agregó que el narcotráfico no sólo está en el área urbana, sino también en la rural. Centellas agregó que la CEB acepta la invitación del ministro de Gobierno, Carlos Romero, de un encuentro para dialogar sobre este tema.

“Estamos dispuestos a participar de la mesa de diálogo que se pueda establecer, pero fundamentalmente para que la sociedad boliviana entre en esta preocupación de que el narcotráfico no es pasajero, no es casual, en Bolivia ya se ha instalado en nuestras vidas y creo que tiene que ser preocupación de todos”.
El mensaje al Pueblo de Dios dice “en efecto el narcotráfico, además de causar la drogadicción, trae consigo violencia, corrupción, mentiras, injusticias y muerte”.

Centellas agregó que “nosotros hemos recibido una nota de parte del Comandante de la Policía y le hemos contestado que nuestra carta es pastoral y una Carta Pastoral tiene la finalidad de crear espacios de diálogo, entonces antes de estar identificando personas creo que hay que buscar las causas y crear una conciencia social, esto es lo más importante”.

Caso Zapata

La Iglesia Católica también pidió que el Ministerio Público haga una investigación “responsable, seria y rápida” en el caso de tráfico de influencias que involucra al presidente Evo Morales con su expareja Gabriela Zapata, pero también a otras autoridades del Gobierno.

“Creo que lo fundamental ahí es establecer si existe o no el tráfico de influencias, pero esta investigación tiene que ser responsable, seria, rápida e imparcial. Creo que Bolivia no puede estar meses con este caso, por respeto a Bolivia tiene que ser seria, imparcial, rápida y concentrarse en este tema de si hubo o no tráfico de influencias”.