Destacadas

Comienza el primer Congreso Nacional de Jóvenes Católicos

( Concepción / Chile) Son más de mil los jóvenes que participarán de este encuentro que busca convocar, dialogar, reflexionar y compartir sobre su discipulado misionero y su presencia en la sociedad.

Desde el miércoles 23 hasta el domingo 27 de enero del 2013, se realiza el Congreso Nacional de Jóvenes Católicos, en la ciudad de Concepción, ubicada a 500 kilómetros de Santiago, la capital de Chile.

Este encuentro forma parte del itinerario de la Pastoral Juvenil y de la Misión Joven, proceso que vive la Iglesia chilena desde 2012 y que pone a los jóvenes como protagonistas.

Son más de mil los jóvenes que se reúnen para convocar, dialogar, reflexionar y compartir sobre su discipulado misionero y su presencia en la sociedad, desde su experiencia el Pastoral Juvenil, Universitaria, Escolar y de los Movimientos Apostólicos. Todo esto, con el fin de revitalizar la Pastoral Juvenil de Chile, e iniciar el proceso de renovación y adecuación de las Orientaciones Nacionales para la Pastoral Juvenil, “Por las Huellas de Jesús” de la Conferencia Episcopal.

“Es una instancia de encuentro, celebración de la fe, diálogo, reflexión, y búsqueda que tendremos con los jóvenes de la pastoral juvenil, escolar, universitaria y de los movimientos apostólicos, sobre los procesos evangelizadores que debemos favorecer para impulsar una vigorosa y revitalizadora evangelización de los jóvenes”, resaltó Monseñor Cristián Contreras Villarroel, Obispo Auxiliar de Santiago y Presidente de la Comisión Nacional de Pastoral Juvenil.

El Congreso partió con la acogida de las delegaciones que llegaban de las distintas diócesis del país, para continuar los días jueves, viernes y sábado con  las actividades en el colegio La Asunción, en Higueras, Talcahuano, sede de este encuentro.

Este encuentro culmina el domingo en la tarde, con una Eucaristía que presidirá monseñor Ricardo Ezzati, presidente de la Conferencia Episcopal de Chile y Arzobispo de Santiago, a las 17:00 horas, en el atrio de la catedral de Concepción.

Fuente: Prensa CECh