Análisis

COMIENZA EL MES DEL AMOR

La primera noticia acerca de un mes que comienza me la proporciona mi abnegada protectora que cuida de mí y se encarga de visitarme todas las mañanas con su consabida pregunta: “¿qué le duele hoy, mi querido y respetado compadre…?” Señalándome con mi dedo mis partes dolientes para que ella proceda a aplicar en mi organismo los conocimientos médicos que obtuvo de su maestro, un curandero y yatiri chumeño que ejerce clandestinamente la medicina natural hace 50 años.

Al poco tiempo ya me siento aliviado y feliz de estar vivo un día más porque la cochabambina me dijo un día “si usted despierta una mañana y no le duele nada eso querrá decir que usted está muerto y comenzaré a llorar. Pues bien, esta mañana ella llegó para anunciarme que hoy comienza el mes de septiembre, al que llamó el “mes del amor y de Cochabamba” pidiéndole que también agregara a Santa Cruz pues estábamos invitados a la ExpoFeria 2011″.

Antes de que ella recordara que el primer día de cada mes, yo debería pagarle los intereses correspondientes a los préstamos que generosamente me concedió durante los carnavales en Oruro, dije a la cochabambina que ella tenía mucha razón al calificar a este mes “como el mes del amor”, desplegando ante sus ojos varios periódicos; que ella comenzó a leerlos para los dos.

Poco a poco fue frunciendo el ceño y me dijo con tristeza “Parece que campesinos de La Paz y Cochabamba enfrentarán a los marchistas benianos para impedir que lleguen a La Paz”. ¿No pensarán en sacarles ‘la huanana’ si se producen enfrentamientos…?”

Con mi habitual optimismo dije a mi pariente espiritual que yo no creía en que la sangre pudiera llegar al río pues septiembre es el mes del amor.

Ella continuó leyendo y dijo con voz consternada: “Pobres generales condenados a tantos años de cárcel por haber actuado en defensa de un presidente constitucional como era Goni”.

Quise decirle que esa noticia me entristecía, pero preferí manifestarle que como septiembre es “el mes del amor” y a partir de hoy, ningún militar saldrá a defender la constitucionalidad en caso de que ésta fuera amenazada, como dijo el senador y general Antezana.

Mi comadre cochabambina, que llegó a mi casa tan feliz, y primaveral el primer día de septiembre, se fue dando cuenta de que existe mucho odio sembrado en todo nuestro país. Leyó noticias acerca de los orureños enfrentados a los potosinos por cuestiones limítrofes, de problemas parecidos entre Tarija y Chuquisaca por riquezas petroleras, concluyendo por asegurarme que sólo Cochabamba es la tierra del amor y la felicidad.

Como el panorama general del país sólo enseñaba odios y enfrentamiento, mi comadre concluyó en enfrentarse conmigo y decirme con voz severa: “¡¡¡Usted no se haga el buenito y el enfermito, compadre, y págueme inmediatamente las deudas que contrajo conmigo, bajo la garantía de su esposa y el aval de la Virgen del Socavón.Y si no tiene tanta plata, págueme por lo menos, los intereses por junio, julio y agosto!!!”.