Santa Cruz

Cierran el templo Jesús Nazareno para la restauración de su fachada

El perímetro de la Jesús Nazareno ha sido resguardado para la colocación del piso y el pintado de la fachada. FOTO: JORGE UECHI /ALCALDÍA

Hace más de tres años que en el templo Jesús Nazareno, también conocido como La Capilla, no se celebran misas, matrimonios, bautizos y confirmaciones, debido a que la Alcaldía emprendió la tarea de restauración del edificio que, en su última construcción, fue entregado en 1905. La recuperación de la estructura original fue dividida en dos etapas. La primera, con un costo de Bs 4.057.696,64; y la segunda, en plena ejecución, con una inversión de Bs 3.766.914.

La primera fase se inició en marzo de 2016, cuando Jery Méndez fungía como responsable de la Dirección del Centro de Patrimonio Histórico (Dicepahi), que recordó que en ese momento la estructura del templo estaba a punto de colapsar, pues presentaba una viga inclinada, además de daños en el maderamen de la decoración de la bóveda.

“Se tuvo que impermeabilizar el techo y luego colocar las tejas de estilo colonial; además se pintaron los angelitos y otros elementos decorativos, todo para que dure 100 años”, indicó.

 

En la segunda parte, se hará la restauración del piso, tanto dentro como fuera del edificio, así como la restauración de la pintura de los muros y fachada y de los altares; es por ello que se colocaron vallas de calamina.

“La finalidad de esta intervención en el templo Jesús Nazareno es mantener, restaurar y poner en valor el inmueble que es parte del patrimonio histórico de la ciudad, así como recuperar los elementos arquitectónicos que caracterizan a esta edificación”, explicó Roberto Áñez, responsable de Parques y Jardines y Obras de Equipamiento Social, que lleva adelante la obra. Recordó que la fecha de entrega está prevista para el 14 de diciembre.

Celebraciones

El párroco Marcelo Vásquez Carbonell se mostró ansioso porque la obra sea concluida en octubre, debido a que su orden, Claretianos, pretende festejar los 100 años de su presencia en el país con una misa solemne.

“No hemos dejado de celebrar misas, para orientar a los feligreses se habilitó la puerta del lado izquierdo del templo, por donde pueden pasar al salón parroquial. Lo que sí nos ha afectado ha sido en los festejos de la Virgen del Carmen, el 16 de julio, porque con este van a ser tres años que no hay la kermés benéfica, en la cual recaudamos fondos para el orfanato Francisca Cassi y para otras personas que cada jueves vienen hasta la parroquia”, expresó el religioso.

Fuente: El Deber