Análisis

CHINA Y COCHABAMBA

Acaba de retornar a Cochabamba el gobernador de ese departamento y una ‘nutrida’ comitiva luego de una visita a China, periplo que puso verde de envidia al gobernador de La Paz, César Cocarico, y seguramente a otros personajes de igual rango y de menores perspectivas.
Cuando llegamos a Cochabamba en mi motocicleta Harley Davidson conducida por mi transportadora oficial, la señora Macacha viuda de Racacha, nos dirigimos al famoso bar Comercio, donde se cumpliría una importante actuación cultural organizada por mis amigos pensadores y filósofos del Ateneo Pericles, que funciona bajo la dirección del pensador greco-cochabambino Aristóteles Giorgiadis Quiroga. En el evento tratarían el sugestivo tema China y Cochabamba: dos potencias mundiales.

Mi comadre Macacha quiso saludar al señor Edmundo Novillo, gobernador del departamento, pero uno de los organizadores nos comunicó que el importante funcionario no asistiría al debate por encontrarse en una novillada y que en su remplazo seríamos informados por algunos miembros de su comitiva que lo acompañaron a Beijing y otras importantes ciudades chinas.

Un miembro de la delegación, bastante ‘mastuco’ y barrigón, un ‘akkapanza’ como me explicó mi comadre cochabambina, aclaró en primer término que el calificativo de nutrida, que alguna prensa endilgó a la delegación cochabambina, no fue por el número de los viajeros que acompañaron al señor Novillo, sino por el grado nutritivo del que gozaban los felices viajeros, antes, durante y después del viaje que realizaron los felices cochabambinos.

El pensador greco-cochabambino Aristóteles Giorgiadis Quiroga informó a los asistentes que el Gobierno chino hizo saber a los cochalas que erigirá un monumento al mundialmente famoso poeta cochabambino ‘Chino’ Soriano, que acaba de presentar al público su última obra poética, la cual será traducida al chino mandarín por su elevada espiritualidad y excelsos sentimientos (hubo estruendosos aplausos para el poeta chino-cochabambino).

Otro expositor hizo conocer el extraordinario proyecto que presentó el gobernador masista Edmundo Novillo a las autoridades chinas, como es la construcción de un ‘chichaducto’ entre Punata y el puerto de Shangái, que los chinos aprobaron inmediatamente después de beber algunas tutumas del delicioso producto cochabambino, más barato que el petróleo y de efectos mucho más placenteros.

Otra moción surgió en los salones del bar Comercio referente a la ‘exportación’ de cerebros cochabambinos al país más poblado del mundo, pero encontró mucha oposición, indicando uno de los pensadores cochalas que deberíamos defender los recursos naturales de ese departamento, aunque el tema pasó a una comisión o, lo que es lo mismo, al olvido y al archivo.