Oruro

Centro Juan Pablo II necesita apoyo para acoger a niños de la calle

Para brindar apoyo a los niños de la calle, el Centro de Niños Juan Pablo II dependiente de la Diócesis de Oruro, necesita el apoyo de la ciudadanía para cubrir necesidades como abrigo, vivienda, alimento y aseo.

La responsable del albergue, religiosa Catalina Kaminska, dijo que por el momento se ayuda a los infantes con algunas de sus necesidades como la entrega de material escolar y otras como un plato de comida o un lugar donde dormir.

“Yo quiero que se sientan como en su propia casa, aprendiendo a cocinar, aprendiendo a cuidar su limpieza personal, porque da pena y tristeza que existe explotación de sus propios padres y abuelos, quienes no quieren enviar a los menores a nuestra obra, porque sólo les interesa que ellos trabajen en las calles limpiando vehículos o lustrando zapatos para tener dinero y no piensan en su bienestar”, manifestó.

“Apelo a todos para que los niños aprovechen su niñez, eso es injusto para ellos, porque crecen trabajando y no disfrutan de juegos como todo niño porque no tienen dónde ir y sienten que si no llevan dinero, sus familias les castigarán, eso da mucha tristeza”, explicó.

Actualmente conocen el centro, alrededor de treinta niños que cuando necesitan algo, solicitan el apoyo de la hermana Catalina.

“Vale la pena vivir para un niño, porque él puede tener la posibilidad de aprender a amar y recibir el amor de nosotros, cuando los niños asisten al lugar reciben almuerzo, fruta o alguna bebida y ante la necesidad de mejorar la condición de vida de ellos, se gestiona el apoyo de las personas que quieran apoyarnos”, manifestó la religiosa.