La Paz

CEB convoca a la jornada nacional de Solidaridad

El quinto domingo de Cuaresma de todos los años  está  señalado como el “día nacional de la solidaridad”, con la finalidad de promover la solidaridad como valor cristiano y cultural del pueblo boliviano, a favor de personas y grupos humanos en situación de necesidad, pobreza y exclusión social, como una expresión concreta de la caridad cristiana.   

Esta iniciativa fue tomada como decisión de los obispos durante la asamblea episcopal en noviembre de 2012, en ese sentido la Pastoral Social Caritas como red en Bolivia acoge esta iniciativa con mucho agrado, comenta Juan Carlos Velasquez, secretario ejecutivo de Caritas Boliviana.

Se recuerda que en el pasado la iglesia boliviana contó con formas organizadas de solidaridad como el MOSOC  (Movimiento de solidaridad cristiana) que desde 1984 hasta el año 2000 promovió diversas campañas con diferentes temas abordados.
Hoy, nuevamente se retoma esta acción solidaria luego de doce años de pausa.

El lema que acompaña el primer año de la campaña acoge el mensaje del Papa Benedicto XVI dedicado para esta cuaresma : “creer en la caridad suscita caridad”.

Velásquez explica que las iglesias particulares están concretando esta jornada en diversas iniciativas que promuevan a nivel de la comunidad diocesana gestos solidarios para obras  de promoción humana en su jurisdicción.

“Aunque el tiempo no es un facto a favor nuestro en esta ocasión, deseamos promover esta campaña de la mejor manera y para ello desde la oficina nacional se está realizando la animación dirigida a las caritas jurisdiccionales”.

Sobre las obras especificas a la cual cada diócesis dedicará la acción solidaria,  se espera que en los siguientes días se den a conocer la o las obras  que se beneficiaran este año con este gesto.

A futuro se ve la posibilidad de concretizas  un objetivo solidario único que tenga en cada jurisdicción diferentes obras beneficiadas.

“Todos estamos llamados a participar de este gesto solidario en particular en este tiempo de cuaresma donde estamos llamados a concretizar este gesto porque es algo constitutivo, el tiempo  de cuaresma es un tiempo litúrgico donde se debe expresar de manera más evidente la caridad cristiana”, señala Velásquez.