Destacadas

CARDENAL TERRAZAS: NO HABRÁ UNIDAD NI PAZ EN EL PAÍS SINO HACEMOS EL ESFUERZO DE ENCONTRAR LA BENDICIÓN DE DIOS

“No habrá unidad ni paz en el país sino hacemos el esfuerzo de encontrar la bendición de un Dios que quiere reconciliarnos, la severidad de las leyes no es suficiente, la multiplicación de las cárceles tampoco es solución, lo que queremos es hombres y mujeres nuevos capaces de aceptar esa vida intensa de entrega solidaridad que dios nuestro padre nos comunica”, de esta manera el Cardenal Terrazas se refirió a la situación actual que se vive en el país, recordó una vez más que la Iglesia constantemente ha pedido  que se dé pasos cualitativos en la fraternidad “… que olvidemos todo aquello que nos puede hacer enemigos y dejemos que el Dios de la misericordia nos reconcilie los unos con los otros”, dijo.

“Ojala que en lugar de seguir multiplicando las cosas que nos separan seamos capaces de poner al servicio de nuestra patria todas sus instituciones para que entre todos busquemos que realmente nuestras manos trabajen por el bien de todos y no pensemos que algunos no tienen manos porque no están con los poderes del tiempo actual”, dijo.

Resaltó que la Iglesia durante el mes de septiembre, mes de la Biblia,  no nos pide desempolvar la Biblia, nos pide disposición y dejarnos atrapar por esa Palabra que nos da la vida de Dios que nos conduce a tener un corazón y mente diferente a lo que estamos usando día a día muchas veces mezclado con el mal, la insidia el pecado.

Explicó que aquel que no sale al encuentro de la Palabra no está caminando, aquel que no percibe que la Palabra lleva al amor de Dios y del hermano, aquel que no percibe eso se queda vacío se queda con una fe de costumbres, fe de repetición estériles y nosotros estamos llamados a aceptar la Palabra y aceptarla como una ley que nos da libertad, no como leyes que se utilizan para callar y perseguir.

Escucha Bolivia hoy esta palabra que te va a dar vida en medio de tantos signos de muerte, esta palabra que te va a dar esperanza de que lo malo no va a perseverar para siempre. Esta palabra puede cambiar tu existencia en un testimonio claro de la vida de Dios en medio de nosotros, pero no en una vida para encerrarla no una vida para intoxicarla sino una vida que nos llevara a la tierra prometida que nos llevara a una tierra de la verdad y de la vida la justicia la fraternidad, acotó.

Señaló también que se ha utilizado el tema del racismo para enfrentarnos entre hermanos “ Por ejemplo, eso del racismo y la discriminación no es un invento de tres medios de comunicación para arruinar la vida de los que están tranquilos, eso viene de lejos, viene como parte casi constitutiva del ser de nuestros pueblos donde el racismo y la discriminación han reinado, pero también debemos constatar que todo esto se ha acrecentado, últimamente de manera eufórica, de manera irracional para colocar los unos contra los otros”, dijo.