Destacadas

CARDENAL TERRAZAS: BUSQUEN AL SEÑOR MIENTRAS SE DEJA ENCONTRAR

(Santa Cruz) Buscar al Señor y confiar en él, fue el pedido del Cardenal Julio Terrazas durante su homilía dominical este domingo 18 de septiembre “ La invitación de Isaías, que ha sido dicha hace muchísimos años antes del a llegada del Señor  Jesús tiene mucho de actual “busquen al Señor mientras se deja encontrar, llámenlo mientras está cerca, que el malvado deje sus pensamientos de maldad, que abandonen sus caminos, que confíen  en nuestro Dios que seguramente los va perdonar” Hermosa invitación queridos hermanos para todos nosotros hoy en nuestro país y en nuestro departamento que sigue preparándose para celebrar fiesta pero que de repente está dejando a Dios a un lado”, dijo.

El Cardenal señaló  que  la preocupación de Dios ha sido que “nosotros  sepamos tener una manera de comportarnos siguiendo las huellas de nuestro Dios que es Dios de vida, de paz y de justicia y teniendo una manera de pensar, una manera de enfocar las cosas , una manera de prevenir el futuro que se parezca a la manera de Dios, al pensamiento de Dios; hemos llenado el mundo de pensamientos pero cada uno más alejado de Dios, nos llegan los pensamientos a través de los medios de comunicación social, a veces distorsionados, no siempre dichos con  claridad, no siempre en defensa de la vida y la verdad”.

Afirmó que vivimos en este mundo, en medio de una creatividad extraordinaria “para hacernos dejar a Dios a un lado, en medio de una proliferación de proyectos que en lugar de unirnos nos van separando cada vez más”.

El Cardenal explicó que es necesaria “… la presencia de Dios, de un Dios que habla, de un Dios que ilumina, de un Dios que está siempre mirándonos y diciéndonos por donde tenemos que caminar; que siempre esta iluminando nuestra inteligencia para que nuestros pensamientos sean los del Dios de la vida y nunca la complicación con los ídolos de la muerte”.

“¿Te vas a enojar-le dice el Señor- porque yo soy bueno? Eso es lo que a veces nos olvidamos, cuando a veces nosotros mismos pedimos por qué no se le paga más a este que es bueno, por qué se le está quitando ese cargo a este que ha sido muy bueno en ese cargo, por qué poco a poco vamos haciendo que aún dentro de nuestras comunidades parroquiales se vayan creando una especie de grupos de dominación que son inamovibles y que exigen pleitesía; algunos en la Iglesia hasta exigen que se les eche mucho incienso para estar contentos con lo que han hecho, para estar contentos delante de los hombres”, exhortó el Prelado.

“… Más fácil sería morirse en estos momentos, más fácil escapar de la realidad pero el Señor nos dice que tenemos que iluminar esa realidad con los ojos de Dios para que esa realidad se transforme en un espacio de vida y de esperanza para todos”, puntualizó.