Santa Cruz

Cardenal espera que la tiniebla de la corrupción termine

El cardenal Julio Terrazas envió un mensaje al pueblo, Gobierno y a los administradores de justicia pidiendo que la “tiniebla de la corrupción termine”, en refirencia al escándalo que generó en la opinión pública la red de corrupción y extorsión, que operaba desde los ministerios de Gobierno y de la Presidencia desde hace un poco más de cinco años.

El Cardenal, quien junto a otras 9 personalidades recibieron la noche del jueves el “Patujú de Bronce” (premio al esfuerzo y liderazgo del matutino el Deber), dijo que “algunos países gastan sus recursos en la compra de armas bélicas, cuando el recurso más fuerte que hay que cuidar es a la persona”.

“En esta búsqueda que necesitamos mucho, muchísimo de los valores y de la luz de ese señor que se hace historia humana en Navidad y que viene no solo a iluminar pesebres artificiales, sino que viene a quitar toda niebla de odio de rencor de venganza, toda tiniebla de corrupción, aunque este muy bien instalada tiene que terminarse”, manifestó el prelado.

El proceso judicial contra el ciudadano estadounidense Jacob Ostreicher, vinculado supuestamente al narcotráfico y recluido durante 18 meses en la cárcel de Palmasola, sirvió, gracias a la intervención de la estrella de Hollywood, Sean Penn, para descubrir el funcionamiento de una red de corrupción y extorsión que era liderada por influyentes abogados del Gobierno, Fernando Rivera, Juan Manuel Antezana Pinaya y Boris Villegas.

Los presuntos cabecillas y ex mandos medios del Órgano Ejecutivo de esta red de corrupción actualmente se encuentran tras las rejas del penal de Palmasola de la ciudad de Santa Cruz junto al ex fiscal de Distrito de Santa Cruz, Isabelino Gómez, y al ex director de Régimen Interior, Boris Villegas. Esta organización delictiva hizo seguimiento a los casos: Terrorismo, Caranavi, Chaparina, senador Róger Pinto, menonitas, casas de juegos, entre otros.

El empresario norteamericano Jacob Ostreicher llegó a Bolivia hace cuatro años para invertir 26 millones de dólares en la producción de arroz en Santa Cruz, pero fue detenido hace 18 meses en el penal Palmasola, 3 de junio de 2011, acusado de presunta legitimación de ganancias ilícitas, después de que dos empleados suyos fueran arrestados por su supuesta relación con el narcotráfico.

ANF