Sucre

Capitalinos celebraron al Niño Jesús de Praga

Decenas de personas especialmente niños, que dieron un aire espontáneo y alegre a la celebración, participaron de la procesión del Niño Jesús de Praga, que se realizó ayer en la tarde, por las calles de la ciudad en una caravana que partió de las puertas del convento de Santa Teresa.

Es una festividad familiar y la última en la que participan imágenes del Niño Jesús. La población acudió a celebrar esta jornada que cada 25 de enero convoca a miles de devotos en todo el mundo.

Después de la misa, es tradición de los asistentes acudir al bazar organizado en la parroquia, donde a través de “suertes” obtienen objetos que son considerados promesas y bendiciones futuras, generando gran expectativa entre los presentes que además ayudan a recaudar fondos para el templo.