Sucre

Caminar en la Esperanza, inicio de las actividades de CEAS Comunidades Educativas del Arzobispado de Sucre

Gracias Señor por este gran tesoro …

… el momento presente

Hemos querido iniciar estas líneas recordando al Arzobispo F.X Nguyen Van Thuan, quien apresado por un Gobierno ciego y sordo a la labor social y profética de la Iglesia lo confinó al encierro y la incomunicación entre otros muchos pesares que le tocó vivir por fidelidad al Evangelio.

Por Gracia de Dios, esta no es nuestra realidad, mas no por ello hemos de dejarnos interpelar por sus palabras…. Si él en el encierro, descubrió un gran tesoro: EL PRESENTE, nosotros no podemos sino tenerle la misma estima y un mayor compromiso, esto es reconocer que si podemos hacer algo por la causa del Reino, hemos de hacerlo sin reparo.

Contribuir a construir una sociedad más humana, más fraterna, más atenta al hermano, a aliviar sus fragilidades; cuidar el cosmos en el que vivimos, procurar contextos en los cuales nos dispongamos a vivir un encuentro con este Cristo que nos acompaña en la vida y que  a su vez nos espera particularmente en aquel necesitado de una mano, de un apoyo, es la tarea tan necesaria como urgente que queremos recordar cada día.

Quizá suene retórico, pero en verdad que este es nuestro sueño, desde la educación sentimos que es nuestra responsabilidad contribuir a fortalecer la educación integral moviéndonos, según el Espíritu inspire.

Hemos iniciado un segundo semestre, y en oración que se hace acción, queremos seguir caminando. Somos conscientes que es más que probable que no nos toque ver los frutos, esperamos que tampoco el tiempo de separar el trigo de la cizaña; pero confiamos que si nos ha tocado colaborar en la siembra, lo haremos, si nos ha tocado labrar la tierra, esa será nuestra tarea y si nos ha tocado simplemente acompañar un camino, hemos de ser esta presencia que está para trabajar, abrazar, sostener e impulsar esta hermosa obra de la Iglesia  tal cuál es el CEAS (Comunidades Educativas del Arzobispado de Sucre).

Gracias a todos, no permitan que desmayemos, que como dice Santa Teresa de Calcuta … “para descansar la eternidad”. Gratitud y oraciones para todas y todos.

            

Fuente: Arquidiócesis de Sucre