Sucre

Arzobispo de Sucre pide unidad entre autoridades

REFLEXIÓN EN LA EUCARISTÍA DE CELEBRACIÓN DEL NACIMIENTO DE JESÚS. 

También pidió atender las demandas de los vecinos de los barrios periféricos. 

En la homilía de celebración del nacimiento de Cristo, en la catedral Metropolitana, el arzobispo de Sucre, monseñor Jesús Juárez, reflexionó a las autoridades departamentales y locales al pedirles deponer diferencias y trabajar por el desarrollo de Chuquisaca.

“Cuando hay peleas o desentendimientos, el que sufre y el que pierde es el pueblo; yo pido a todas las autoridades que se unan para hacer más grande, más linda nuestra capital y todo el Departamento y que no busquen tanto el bien propio o de su partido, sino el bien del pueblo en general”, manifestó Juárez.

Pidió a las autoridades acercarse a los vecinos que viven en los barrios periféricos de la ciudad para atender sus necesidades, especialmente de servicios básicos.

“Que se acuerden de esos barrios marginados de pobreza que están naciendo alrededor de la capital; y ejemplo de Jesús tengan este espíritu de servicio, este espíritu de caminar con la gente, para amarla, para servirla, para respetarla”, dijo el Arzobispo.

Durante este año, se hicieron aún más visibles las diferencias entre el gobernador de Chuquisaca, Esteban Urquizu, y el alcalde de Sucre Moisés Torres, debido principalmente al proyecto de la terminal de buses, que sigue pendiente de ejecución.

También hizo un llamado a la sociedad a respetar la vida desde el momento de la concepción, y la salud de la madre embarazada.

LA BENDICIÓN

Decenas de familias sucrenses asistieron, ayer, a la misa en la Catedral Metropolitana para hacer bendecir a sus Niños; el mismo panorama se observó en todas las parroquias de la ciudad.

Mientras, en las calles se repitieron las escenas de solidaridad, especialmente de personas particulares, que prepararon chocolate y buñuelos para compartir con niños y familias que llegaron del área rural.

Reflexión

Cuando hay peleas o desentendimientos, el que sufre y el que pierde es el pueblo”
MONSEÑOR JESÚS JUÁREZ / ARZOBISPO DE SUCRE