La Paz

Arzobispo de La Paz, Mons. Abastoflor: “Consumo de carne es secundario, la abstinencia debe ser personal”

La Iglesia Católica considera que el consumo de carne no es una obligación, en tanto que la abstinencia debe ser renunciar a algo personal, como penitencia, a favor de la gente que confronta penalidades y carencias.

En entrevista con EL DIARIO, el arzobispo de La Paz, monseñor Edmundo Abastoflor, aseguró que para la Iglesia el consumo de carne es secundario. “El significado de la abstinencia era que antes se comía mucha carne y se pensaba que sin carne no podía haber comida; entonces, renunciar a la carne roja era como un acto de penitencia ante Dios”.

Sin embargo, aclaró que actualmente se come carne o sustitutos, pero que para la Iglesia lo más importante es el sentido de la “abstinencia”, es decir, “si yo fumo puedo dejar de fumar en este tiempo, o si me gusta andar en vehículo, puedo hacerlo caminando. En el caso de los jóvenes, una penitencia sería dejar las redes sociales por una semana”.

“La penitencia es dejar de hacer cosas que nos gustan tanto, como señal de mostrarle a Dios que renunciamos a algo, él (Dios) ha renunciado a muchas cosas al venir del Cielo a la Tierra”, dijo.

En la sociedad actual, que se encuentra involucrada en la violencia, el maltrato, la desigualdad, es importante trabajar por la gente que sufre, porque no tiene qué comer o es víctima de violencia.

“Debemos pedirle al Señor que nos ayude a superar la violencia y lo malo de la sociedad, para tratar de vivir con más respeto y acercamiento a los demás, ese es el sentido de la Semana Santa”, dijo.

“Dios dice que debemos renunciar a las cosas que nos amarran, por eso los jóvenes de ahora deberían renunciar a Facebook por una semana, como una señal de penitencia de ellos como personas y de quienes sufren”, dijo.