Internacional

Arzobispo de Ciudad Bolívar fustiga al Gobierno por aumento de personas que comen de la basura

El arzobispo de Ciudad Bolívar, monseñor Ulises Gutiérrez, lamentó que cada día existan más personas hurgando entre la basura buscando qué comer, porque sencillamente no tienen nada que llevar a sus mesas, publica Correo del Caroní.

“Y ya no hablamos de indigentes o mendigos, sino de mujeres, hombres y niños buscando comida en la basura”, dijo monseñor Gutiérrez.

Retrató el drama que viven cientos de familias en Ciudad Bolívar que no tienen que comer. El mermado salario y los altos costos de los alimentos, imposibilitan a una familia poder alimentarse como debe ser.

“Hace poco me encontré con un señor que estaba buscando comida en la basura, y conversando con él me decía que trabajaba, pero que su salario sólo le alcanzaba para alimentar a sus hijos, pero él tenía que alimentarse de la basura”.

[ACOMPAÑA CRÓNICA: VENEZUELA CRISIS. CAR10. CARACAS (VENEZUELA), 31/12/2016.- Varias personas buscan comida entre bolsas de basura este jueves, 31 de diciembre de 2016, en Caracas (Venezuela). La profunda crisis que aqueja a Venezuela trajo como consecuencia escasez y hambre, lo que a su vez ha llevado a familias enteras a buscar restos de alimentos en los basureros y, muchas veces, a pelear con otras personas sin recursos, por un desecho comestible o algún material reciclable que se pueda vender. 

Señaló que ver esta realidad es deprimente, doloroso, preocupante y muy triste, “porque son más los grupos de personas en edificios, supermercados buscando alimentos tres y cuatro veces al día en las bolsas de basura, que obviamente están contaminados, porque están mezclados con todo tipo de desperdicios y excremento de ratas ”.

Señaló, además, que cada vez crece el número de personas que mendigan y piden en las calles. “En el Arzobispado llegan infinidad de personas, todos los días, buscando medicinas y alimentos”, afirmó.

La sede arzobispal se ha convertido en un ente receptor y emisor de medicamentos. Explicó que a través de Cáritas de Venezuela han estado apoyando hasta donde se ha podido la falta de remedios. Pero “cada vez son más y más los pacientes que buscan medicinas, y da dolor decir que no tenemos esto y aquello”.

¿Quién responde?

El arzobispo de Ciudad Bolívar lamenta que el Gobierno pretenda hacerse de la vista gorda y no ver esta situación que clama al cielo por una respuesta urgente, más allá de una caja o bolsa de los llamados CLAP (comités locales de abastecimiento popular).

Informó que desde el miércoles de cenizas, inicio de la cuaresma, comenzó la Campaña Compartir, en su edición número 37. Este año -dijo- lleva por nombre La Olla Comunitaria  y está destinada a llevar comida a las personas más necesitadas de las distintas parroquias de Venezuela. “Lo que queremos es poder aliviar de alguna manera este sufrimiento de hambre que tiene el pueblo. En Caracas hay parroquias donde se reparten 600 almuerzos diarios. Aquí (Ciudad Bolívar) hay barriadas donde ya se están dando sopas. Quisiéramos que fuera con más frecuencia, y lograr que la desnutrición baje”, agregó.

Dijo que Cáritas Arquidiocesana está 100 por ciento trabajando, en especial con los niños, tanto a nivel de medicina como alimentación.

Para monseñor Gutiérrez no se justificada que el pueblo venezolano viva estasituación de calamidad, de hambre, pobreza extrema, siendo un país de mucha bonanza. “Creo que este gobierno ha administrado muy mal los recursos y riquezas del país”, sentenció.