Miércoles, 22 Noviembre 2017

logo de la TAPA 6

10   Banner    Anunciate Aqui

Declaración conjunta con ocasión de la Conmemoración Católico –Luterana de la Reforma Declaración conjunta con ocasión de la Conmemoración Católico –Luterana de la Reforma Radio Vaticano

Miguel Manzanera: "Declaración Final entre Católicos y Luteranos"

Nov 07, 2017

El 31de octubre de 2017 se ha firmado la “Declaración conjunta de la Federación Luterana Mundial y el Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos al finalizar el año de conmemoración común de la Reforma”. De esta manera concluye el Año del quinto centenario de la ruptura entre ambas comunidades eclesiales, reconociendo los dones espirituales y teológicos recibidos a través de la Reforma y pidiendo perdón por los fracasos y las formas en que los cristianos hemos herido el Cuerpo del Señor y nos hemos ofendido unos a otro. Dada su trascendencia histórica hacemos un resumen de la Declaración.

Luteranos y católicos agradecen el camino ecuménico recorrido en los últimos 500 años. La peregrinación, sostenida por la oración común, el culto y el diálogo ecuménico, ha redundado en la eliminación de prejuicios, acompañada de una mayor comprensión mutua y la identificación de decisivos acuerdos teológicos. Por ello frente a tantas bendiciones a lo largo del camino, ambos grupos elevan los corazones en alabanza al Dios Uno y Trino por la misericordia recibida.

Este Año ecuménico comenzó hace un año con la oración común entre luteranos y católicos en Lund, Suecia. El papa Francisco y el obispo Munib A. Younan, entonces presidente de la Federación Luterana Mundial, firmaron una declaración conjunta con el compromiso de seguir recorriendo juntos el camino ecuménico hacia la unidad por la que oraba Cristo (cf. Juan 17, 21). Al mismo tiempo se comprometieron a coordinar el servicio conjunto de ayuda y solidaridad a sectores necesitados con la declaración de intenciones entre Caritas Internationalis y la Federación Luterana Mundial – Servicio Mundial.

El papa Francisco y el presidente Younan declararon juntos: “Muchos miembros de nuestras comunidades anhelan recibir la Eucaristía en una mesa como expresión concreta de la unidad plena. Sentimos el dolor de quienes comparten su vida entera, pero no pueden compartir la presencia redentora de Dios en la mesa de la Eucaristía. Reconocemos nuestra conjunta responsabilidad pastoral para responder al hambre y la sed espirituales de nuestro pueblo de ser uno en Cristo. Anhelamos que sea sanada esta herida en el Cuerpo de Cristo. Este es el propósito de nuestros esfuerzos ecuménicos, que deseamos que también progresen mediante la renovación de nuestro compromiso con el diálogo teológico.”

Entre las bendiciones de este año conmemorativo se incluye el hecho de que por primera vez, luteranos y católicos han considerado la Reforma desde una perspectiva ecuménica, lo que ha facilitado dar un nuevo enfoque de los acontecimientos históricos del siglo XVI que llevaron a la separación. Aunque el pasado no se puede cambiar, su influencia sobre nosotros puede impulsarnos hoy al crecimiento de la comunión esperanzadora de que el mundo supere la división y la fragmentación. Una vez más resultó claro que lo que tenemos en común es mucho más que aquello que nos divide.

Recordamos que ya en un acto solemne en 1999 fue firmada la “Declaración conjunta sobre la doctrina de la justificación” entre la Federación Luterana Mundial y la Iglesia Católica Romana, que en 2006 fue también aceptada por el Consejo Metodista Mundial. También la ha firmado la Comunión Mundial de Iglesias Reformadas en este año centenario. Además, será acogida y recibida por la Comunión Anglicana en una ceremonia solemne en la abadía de Westminster. Todo ello sirve de base para que las comunidades cristianas puedan construir un vínculo más estrecho de consenso espiritual y testimonio común al servicio del evangelio. En distintas partes del mundo, luteranos y católicos han celebrado junto con sus asociados ecuménicos diversos encuentros teológicos y se han hecho publicaciones significativas.

De cara al futuro, guiados por el Espíritu de Dios, hay un compromiso de proseguir el camino común hacia una mayor unidad de acuerdo a la voluntad de nuestro Señor Jesucristo. Con ayuda de Dios, se debe discernir a través de la oración una mejor comprensión de la Iglesia, la Eucaristía y el Ministerio, buscando un consenso sustancial que permita superar las restantes diferencias que todavía existen. La Declaración concluye manifestando la alegría y confianza en “que el que comenzó en [nosotros] la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo” (Fil 1, 6).

Me parece oportuno subrayar la importancia y oportunidad de esta declaración. No se trata de festejar ni la reforma protestante ni la contrarreforma católica tal y como históricamente se realizaron y que desembocaron en odios y enfrentamientos políticos, incluso sangrientos, que de ninguna manera se justifican a la luz del evangelio. En ese sentido es importante la reconciliación, basada en una investigación histórica imparcial, que reconozca los logros y los errores por ambas partes.

Estas investigaciones deben responder a la doble consigna que nos dejó el mismo Jesús: “La Verdad nos hace libres (Jn 8, 32) y la Caridad: “Que todos sean uno, como Tú, Padre, en mí y yo en Ti” (Jn 17, 21). Sólo viviendo la Misericordia divina podremos unidos hacer frente a la amenaza del hedonismo, del materialismo y del ateísmo por la que el maligno trata de conquistar el mundo.

 

Información adicional

  • Atención: Las opiniones de este sector son de la total responsabilidad de sus autores, Infodecom no se identifica necesariamente con las opiniones vertidas en esta sección
  • Autor: Miguel Manzanera, S.J.

Ultimas noticias - Analisis

pulacayo 

15 - Banner - Publicite Aqui

Banner Reflexion dominical ok

10 - Banner  - Anunciate Aqui

  06 - Infodecom - Diakonia

11   Infodecom   Religion Digital

banner papa francisco sitio web 2015

13 - Infodecom - Colobora sosteniendo Infodecom