Cochabamba

Agentes de Pastoral Familiar sostuvieron Asamblea en Cochabamba

Agentes de Pastoral Familiar de la Arquidiócesis de Cochabamba sostuvieron una primera Asamblea el pasado 19 de julio en las instalaciones de CADECA. participaron de las misma alrededor de 50 representantes de diferentes moviminetos e intancias que trabajan con familias en la Arquidiócesis.

Al concluir la Asamblea se dió a conocer el siguiente documento:

CONCLUSIONES DE LA PRIMERA ASAMBLEA DE PASTORAL FAMILIAR

Introducción

La Comisión Arquidiocesana de Pastoral Familiar con el objetivo de “Conocer y animar el servicio que brinda cada uno de los movimientos y pastorales en familia, desde sus carismas y ministerios, para elaborar líneas y orientaciones pastorales en el trabajo con las familias de la Iglesia de Cochabamba”, se reencuentra con todos aquellos, grupos y movimientos, que trabajan por la familia y se atreven aprender de ellos en cada encuentro que logran. Este reencuentro se constituyo en la primera Asamblea Diocesana de Pastoral familiar que busca atender mejor las necesidades y desafíos de las familias en la Iglesia de Cochabamba.

Recordamos que en atención a estas preocupaciones y necesidades con las familias, hace ya algunos años atrás, nace la Comisión Arquidiocesana de Pastoral Familiar, la misma que se constituyó para animar una Pastoral de Conjunto con todos los Movimientos y grupos a nivel familiar.Y esta pastoral debía marcar el sendero y las pautas de su servicio con la familia a través de “líneas comunes”y una coordinación eficaz con los distintos Movimientos y grupos parroquiales.

En esta Asamblea participaron Movimientos laicales y grupos parroquiales que trabajan con las familias en diferentes ámbitos. Se evidencio el poco conocimiento que se tiene de los movimientos que trabajan por y para la Iglesia. Manifestándose,también,el poco tiempo que se tuvo para impregnarse del carisma de cada una de ellas, así como de los problemas y sueños que se tiene como movimientos y como grupos parroquiales.

Se percibió en esta Asamblea, un escaso conocimiento por parte de los participantes sobre el “camino que ha venido haciendo la Comisión de Pastoral Familiar”, desconociendo el trabajo que la misma realiza por las familias de nuestra comunidad.

Resaltaron la necesidad de unir esfuerzo de todos los movimientos y grupos presentes para no hacerlo de forma independiente, para trabajar todos unidos; se exteriorizo el problema de falta de infraestructura y apoyo para el desarrollo de las actividades propias de cada movimiento y grupos de pastoral familiar en las parroquias. Asimismo se manifestó el sentimiento de abandono hacia los Movimientos al momento de desarrollar sus actividades, salvo casos excepcionales donde los párrocos apoyan a los Movimientos y/o grupos parroquiales.

Conocimos Movimientos y grupos que trabajan solo con Matrimonios y otros que trabajan con  familias (padre, madre, hijos). Abarcan en su servicio, problemas que aquejan a las parejas y matrimonios como son la drogadicción, infidelidad, alcoholismo, etc.

Manifestaron la necesidad de tener una Comisión de Pastoral Familiar fuerte, firme y bien orientada, que represente a todos los Movimientos y grupos de pastoral familiar en las parroquias. Que esta Comisión, retome el fin y los objetivos por los cuales fue creada y trabajecoordinadamente con todos los agentes pastorales de las parroquias.Trabajo que ha de darse con líneas pastorales, objetivos y desafíos que nacen de las necesidades y preocupaciones propias de la Iglesia de Cochabamba.

No olvidar la meta a seguir por parte de la Comisión,el llegar a todos los espacios de nuestra Iglesia: a nivel Diocesano, Vicarial y Parroquial, principalmente logrando la conformación de grupos de Pastoral Familiar que lleven primordialmente la tarea de fortalecer los lazos y valores dentro de la familia.

DIAGNOSTICO

Durante el desarrollo  de la Primera Asamblea de Pastoral familiar, se efectuó un diagnóstico del servicio que se ofrece a las familias desde el punto de vista de nuestras parroquias, comunidades y movimientos destacándose los siguientes puntos:
Del servicio que se ofrece:

•    Fortalecer el cumplimiento del Plan Diocesano de Pastoral que promueve una Iglesia “servidora y misionera en comunión corresponsable” y nos desafía a salir al “encuentro del hermano”. Encuentro que expresa el servicio y la misión cuando nosacercamos a las familias que más nos necesitan.

•    Tomar conciencia sobre la importancia que tiene el sacramento del matrimonio en las familias que se constituyen y valorar el significado espiritual que tiene el mismo en su hogar.

De las necesidades que se evidenciaron:

•    Los Movimientos y los grupos de pastoral familiar, para un mejor servicio, demanda mayor apertura y diálogo de los párrocos hacia la comunidad laical: Movimiento y grupos de pastoral familiar.
•    Que la comunidad laical, efectúe actividad a favor de la familia dentro de las parroquias de forma coordinada, comunitaria y corresponsable con el párroco y demás agentes de pastoral.
•    Identifican la necesidad apremiante de llegar con su servicio a las familia a través de los Colegios.
•    Todo el diálogo generado vio como prioritario la Inclusión de los Movimientos a las parroquias, porque todos ellos, por sus carismas y ministerios son necesarios para el caminar de la iglesia.
•    Urge participarcomo Pastoral Familiar en las políticas del Estado, para que las leyes  protejan a la familia y respete la religión que profesamos.
•    Una comunicación más fluida entre laicos y párrocos, fue otra de las necesidades más sentidas para lograr los resultados queridos.
•    Se hace evidente la necesidad de trabajar en una relación más efectiva y afectiva con los párrocos.

De la mejora del servicio de la Comisión:

1. Mayor comunicación de la Comisión hacia todos los agentes de pastoral y público en general.

2. Contar con un Coordinador o Delegado a tiempo completo.

3. Que los Diáconos Permanentes se involucren desde su ministerio en la Comisión de Pastoral Familiar

4. Realizar anualmente Jornadas de Programación y Evaluación y cada tres años Asambleas de Pastoral Familiar.

5. Trabajar comunitaria y corresponsablemente de manera coordinada entre los movimientos y grupos parroquiales en favor de la familia dentro de las parroquias.

6. La formación y capacitación continúa de los agente de Pastoral Familiar, tanto de movimientos laicales como de grupos en las parroquias, en temas específicos que atañen a la familia y que van de acuerdo a las necesidades de las mismas parroquias y de los movimientos.

7. Elaboración de una “Material Educativo” que sirva de apoyo a las actividades de concientización, de evangelización y cercanía a las Familias. Material que debe ser difundido y entregado a todos los movimientos y grupos de parroquias para su socialización.