Santa Cruz

25 AÑOS EN BOLIVIA: APRENDÍ A VER LA IGLESIA DE OTRA FORMA

Llegó al País con la preocupación de encontrar un lugar donde vivir su sacerdocio, tenía 29 años y dos de ordenado sacerdote en la orden de los franciscanos conventuales, en sus planes tenía contemplado quedarse en Bolivia solo 9 años. Hoy es obispo y el martes 6 de septiembre monseñor Estanislao Dowlasewicz cumplió 25 años desde su llegada al País al que considera “su segunda casa”.

Al hacer una retrospectiva de esos primeros momentos en el país, nos comenta que su primera noche la pasó en la ciudad de El Alto con los padres Verbitas “Un primer impacto por la altura, pase toda la noche sin dormir. Al día siguiente llegamos a Santa Cruz, otro mundo… el calor, también llegamos de noche a montero con poca luz exterior en las calles pero al día siguiente, con el sol se podía ver la belleza de esa tierra que me acogió por 25 años aunque al principio solo pensaba quedarme nueve años”.

Sin dominar el idioma, concelebró sus primeras misas en la Parroquia Las Mercedes de montero que lo acogió durante la mayor parte de estos años, ahí vivió con las comunidad de los frailes conventuales de quienes afirma “me enseñaron a amar a esa Iglesia, no son palabras por palabras sino que de verdad el P. simón, el Padre Peregrino, me enseñaron a enamorarme de esta tierra Boliviana, de la tierra camba y por supuesto de la Iglesia de Santa Cruz”.

 Monseñor también comenta que desde el principio se sintió impresionado por la forma de ser y hacer Iglesia “Aprendí a ver la Iglesia de otra forma, la Iglesia Polaca que me enseñaron fue muy estática, esto, aquello… el cumplimiento de las leyes, no había mucha apertura al laicado en ese tiempo cuando me tocó vivir mi formación. Después cuando llegue a Bolivia cambió mi visión de la Iglesia, una Iglesia participativa, la Iglesia con muchos jóvenes, la Iglesia que trata de vivir su vocación a través de los bautizados. Eso me cambió mucho mi manera de ver la Iglesia universal, con esa dimensión, con esa realidad de Bolivia y concretamente la Iglesia de Santa Cruz”.

Al consultarle qué significa Bolivia en su corazón, responde inmediatamente “Mi otra Patria, una es la que me vio nacer y esta es la que me ve crecer, por eso Bolivia es mi otra casa, la casa donde siempre sentí, desde el primer momento de la llegada hasta ahora, una cogida muy familiar, muy cordial por parte de la gente; creo que eso fue lo que cautivó mi corazón, como dije al inicio, quería quedarme nueve años pero viendo a la gente, su fe, su compromiso y su bondad, al poco tiempo después de mi llegada dije a mi superior provincial que quería quedarme indefinidamente”.
 
Felicitamos a monseñor Estanislao por este aniversario tan particular y le expresamos nuestra alegria de tenerlo entre nostros como nuestro Pastor.