La Paz

Cardenal Toribio Ticona: Quiero terminar mi vida con los más pobres

El Cardenal Ticona viajará al Vaticano para su posesión. Archivo.

Nunca pensó en ser cardenal, pero en pocos días Toribio Porco Ticona será consagrado con ese título en el Vaticano por el papa Francisco. Aún no lo cree, pero dice que está dispuesto a asumir sus funciones hasta donde la vida y Dios se lo permitan.

A sus 81 años, el Cardenal asegura que lo que más desea es terminar su vida sirviendo a los pobres. Dice que su sorpresivo nombramiento es un cargo “honorifico” que no influirá en su vida sencilla que ha llevado hasta ahora.

“Yo amo a la gente pobre, quiero mucho a mi tierra. Cuando asuma el cargo (en Roma, el 29 de junio), me voy a ir a mi tierra natal y voy a vivir pobremente. En mi tierra está mi ambiente, mi gente. Quiero terminar mi vida sirviendo a la gente, evangelizando a los más pobres. Ser cardenal es un cargo honorifico y nada más”, afirma el religioso.

“Quiero construir un hogar para niños pobres en Potosí, en mi terreno”, dice, mientras revela que para concretar ese proyecto usará sus ahorros y buscará apoyo económico.

Lustrabotas, canillita, minero, albañil y hasta alcalde. El cardenal de Bolivia, Toribio Porco Ticona, oriundo de Potosí, es el tercero de cuatro hermanos, aunque nunca conoció a su padre, gozó del amor de su madre Fidelia Ticona Chambi que lo acompañó día y noche durante varios años.

“Toda mi vida he vivido con mi mamá, (incluso) desde que salí sacerdote, yo con mi mamá estuve hasta su muerte (…). Ella me acompañaba a todo lado, a veces contándome cuentos día y noche”, recuerda.

Fuente: Opinión