Jueves, 19 Octubre 2017

banner Diakonia 2017 Infodecom 2017 ok ok

10   Banner    Anunciate Aqui

Al comenzar su homilía Mons. Sergio Gualberti saludó al Pueblo de Dios y a manera de informe de la Visita Ad Limina que realizó junto a los Obispos de Bolivia en días pasados, presentó el saludo del Santo Padre y las afectuosas palabras con las que el Papa le manifestó su remembranza de la Visita Apostólica que realizó a Bolivia.

Asimismo transmitió el mensaje para los jóvenes bolivianos que en sus puntos centrales dice que no se dejen engañar, que conserven la fe, que no se jubilen antes de tiempo y que no sean “quedaistas”.

Por otro lado Mons. Gualberti rememorando las Palabras muy fuertes de Jesús, que cuestionan al pueblo de Dios que descuida la viña del Señor, criticó a aquellos fieles que cuando con el pecado le dicen no a Dios, cuando los fieles se guían por la soberbia y orgullo y quiere hacer su vida sin Dios, aquellos seres que no reconocen a los demás como hermanos y son injustos y prepotentes.

Mons. Sergio indico que estas palabras del Evangelio valen también para toda situación social y en cualquier lugar: cuando los políticos, en nombre de una mal entendida laicidad del Estado, no actúan con autoridad moral y según los principios fundamentales de una ética humana universal, cuando no defienden la vida y la dignidad de la persona humana desde el primer momento de la concepción hasta la muerte natural, cuando no respetan a la libertad religiosa y de expresión, cuando no reconocen a la objeción de conciencia, cuando se aferran al poder en contra de la voluntad expresa del pueblo y cuando se enriquecen con prácticas corruptas con grave perjuicio para el país, en especial para los más pobres.

HOMILIA DE MONS. SERGIO GUALBERTI
ARZOBISPO DE SANTA CRUZ
PRONUNCIADA EL DOMINGO 8 DE OCTUBRE DE 2017

Me alegra reencontrarme con todos ustedes en esta Eucaristía, a mi retorno de la Visita ad limina, en la que todos los obispos de Bolivia hemos vivido en Roma unos días inolvidables de gracia, de fe y comunión eclesial, en especial en el encuentro con el Papa Francisco. Ustedes ya habrán conocido su saludo para todo nuestro país, sin embargo, me parece importante que lo escuchemos juntos:

“Primero que yo no me olvido de lo que viví en Bolivia, lo llevo en mi corazón. Segundo, que no tengan miedo que conserven la fe. La Iglesia no tiene compañía de seguro para la fe, o la aseguran ellos o la pierden. O sea que no se dejen engañar, conserven la fe. Y a los jóvenes que no se jubilen antes de tiempo, vayan adelante con ideales. Que los recuerdo, que cuiden y conserven la fe, que no sean “quedatistas” que no se queden. Y todo esto a través de los Obispos que son los que responden al Papa y están en comunión con el Papa y en los cuales el Papa se confía totalmente”. Tres veces repite: “Conserven la fe” y unidos a los obispos. De parte nuestra, todos los Obispos hemos expresado al Papa gratitud, plena comunión y total adhesión por su testimonio y empeño valiente en su esfuerzo para que la Iglesia responda a los grandes desafíos de hoy en fidelidad al Evangelio.

Pasamos ahora a la lectura del profeta Isaías y al Evangelio, que nos presentan la imagen del viñador y la viña, para expresar la Alianza de Dios con el pueblo de Israel, una amistad marcada de luces y sombras, de fe y de infidelidad. “Esperaba que diera uvas pero dio frutos agrios”, es el clamor de Dios ante la respuesta malagradecida de Israel elegido libremente como su pueblo y cuidado con amor a lo largo de toda su historia.
“¿Qué más se podía hacer por mi viña que yo no lo haya hecho? El esperó de ellos equidad, y hay efusión de sangre; esperó justicia y hay gritos de angustia”. En esta frase sentimos toda la decepción y tristeza de Dios ante su pueblo que, al alejarse de los preceptos divinos, fue instaurando un régimen idolátrico, injusto y opresor en el país, dejándolo dividido y a su merced.

En el evangelio también encontramos la misma denuncia de parte de Jesús, con la “parábola de los viñadores homicidas”, dirigida a los jefes del pueblo. Dios es el viñador que “plantó la viña” y encargó a las autoridades, los viñadores, para que la cultivaran con esmero y diera frutos abundantes de justicia y fidelidad.

Dios cuidó con mucho cariño a su pueblo enviando una y otra vez a lo largo de toda su historia a los profetas con la misión de mantener viva la Alianza, de hacer conocer su palabra y guiar con su mano providente el caminar del pueblo. Sin embargo, las autoridades y el pueblo rechazaron, persiguieron y hasta mataron a estos enviados de Dios. “Pero los viñadores se apoderaron de los siervos y a uno lo golpearon, a otro lo mataron y al tercero lo apedrearon”.

Dios, con un gesto de bondad humanamente inexplicable, envió por último a su Hijo, “Respetarán a mi hijo”, sin embargo, “los viñadores, al verlo, se dijeron: `Este es el heredero, vamos a matarlo para quedarnos con su herencia'. Y apoderándose de él, lo arrojaron fuera de la viña y lo mataron”. Con las palabras: “fuera de la viña”, Jesús preanuncia su trágica muerte en el Gólgota, fuera de la ciudad de Jerusalén.
El asesinato del Hijo es el culmen de toda una historia de rechazos a Dios, de oposición a su Reino y de infidelidad de parte de las autoridades a pesar de las apariencias de fieles cumplidores de los preceptos y mandamientos del Señor. Jesús, luego interpela directamente a los ancianos y autoridades: “¿Cuándo vuelva el dueño, que hará con esos viñadores?” Ellos responden sin dudar: ”Acabará con esos miserables y arrendará la viña a otros!”.

Con esta respuesta ellos se están condenando a sí mismos, ya que son entre los que darán la muerte al Mesías. Por eso, ellos mismos se están excluyendo del Reino de Dios, de la salvación que Jesús vino a traer, de la que en cambio gozarán los últimos, los pobres y sencillos que están dispuestos a acogerlo a Jesus. “Por eso les digo que el Reino de Dios les será quitado a ustedes, para ser entregado a un pueblo que le hará producir sus frutos”.

Palabras muy fuertes de Jesús, que cuestionan nuestro actuar, cuando nosotros nos portamos como esos viñadores y descuidamos la viña del Señor, cuando con el pecado decimos no a Dios, cuando nos guiamos por nuestra soberbia y orgullo y queremos hacer nuestra vida sin Dios, cuando no reconocemos a los demás como hermanos y cuando somos injustos y prepotentes.

Estas palabras del Evangelio valen también para toda situación social y en cualquier lugar: cuando los políticos, en nombre de una mal entendida laicidad del Estado, no actúan con autoridad moral y según los principios fundamentales de una ética humana universal, cuando no defienden la vida y la dignidad de la persona humana desde el primer momento de la concepción hasta la muerte natural, cuando no respetan a la libertad religiosa y de expresión, cuando no reconocen a la objeción de conciencia, cuando se aferran al poder en contra de la voluntad expresa del pueblo y cuando se enriquecen con prácticas corruptas con grave perjuicio para el país, en especial para los más pobres.

Jesús, termina su comentario aplicando a si mismo las palabras del Salmo 118: “La piedra que los constructores rechazaron ha llegado a ser la piedra angular”. Jesús, la piedra rechazada por las autoridades, despreciado y llevado a la muerte, es puesto por Dios como la piedra angular y fundamento del nuevo Pueblo de Dios, la Iglesia.

Seamos agradecidos a Dios por el don que nos ha hecho de llamarnos a ser “sus siervos” que trabajan en su viña por los cielos nuevos y la tierra nueva y demos con entusiasmo una respuesta libre y consciente a su amor, para que, en su nombre, demos frutos abundantes en la misión que nos ha confiado. Esto será posible solo si estamos unidos a Jesucristo, la piedra angular, y haremos que nuestra vida de frutos de bondad, amor y solidaridad, con la esperanza de heredar un día la viña del Señor.

Al terminar, encomiendo a sus oraciones a los delegados de nuestra Arquidiócesis que nos representarán esta semana en el VII Congreso Misionero Nacional en Sucre, con el lema: “El Evangelio es alegría: anúncialo”, para que con generosidad y entusiasmo compartan su testimonio misionero y regresen fortalecidos en su compromiso de servidores del Reino de Dios. Amén

 

Información adicional

  • Fuente Infodecom

Desde esta hermosísima Basílica de Santa Maria Maggiore, mis augurios mas sinceros en esta efemérides de Santa Cruz, para toda la población y las autoridades, para que celebren con gozo y con gratitud, un año mas de vida, un año mas de regalos de dones que Dios concede a nuestro departamento.

Al mismo tiempo que es momento de gozo y gratitud, es también un momento para reafirmar firmemente nuestras raíces cristianas, una ciudad que ha sido fundamentada en la cruz, la cruz que no es solo un signo de sacrificio, que es sobre todo signo de amor del Señor para con nosotros, para que no olvidemos esas raíces y todos los valores que el cristianismo ha ido sembrando a lo largo de estos 500 años.

Por eso mis felicidades para todos ustedes, estoy totalmente unido con ustedes en mi mente, aun de lejos estoy viviendo este día con mucha alegría para que de verdad podamos sentir que el Señor es el único que nos guía en el camino de la vida, del bien y del amor.

Información adicional

  • Fuente Infodecom

Los Obispos de Bolivia que se encuentran en la Santa Sede participando de la Visita Ad Limina, hicieron un alto para proceder a la entronizacion de la imagen de la Virgen de Copacabana en los jardines del Vaticano, en la ocasion el Arzobispo de Santa Cruz formuló un saludo a la feligresia boliviana:

"Un muy cariñoso saludo desde los jardines del vaticano, frente a la imagen de la Virgen de Copacabana que acaba de bendecirse a toda la Iglesia que peregrina en santa cruz, sacerdotes laicos, vida consagrada, hemos vivido un momento de mucha alegría, de mucha intensidad, poder decir que la reina coronada de Bolivia esta presente aquí en medio de nosotros, al lado de otras imágenes de la virgen y podemos decir que los jardines del vaticano se han vuelto ya en los jardines de la virgen maria.

Fundamentalmente la virgen latinoamericana con otras imágenes muy queridas por todos nosotros, esta presencia nos recuerda que la Iglesia es una Iglesia universal, no tiene muros, no tiene confines, toditos somos hijos de la misma madre y por eso les invito de verdad a todos ustedes queridísimos y amados feligreses de Santa Cruz, de esta Iglesia tan querida, que se pongan en sus manos, son manos certeras y seguras, ella nos va a llevar por los caminos firmes hacia su hijo Jesus que es el sentido profundo de todos nosotros, que es aquel que nos llama a seguir sus pasos sobre el camino de la vida, del amor, del gozo y de la esperanza.

Nuevamente saludos y nos veremos pronto, si Dios quiere para seguir caminando con mucho entusiasmo en nuestro compromiso que nos espera de esa conversión misionera que es tan importante para también prepararnos a vivir un momento tan grande como será el V Congreso Americano Misionero que se realiza en Bolivia pero concretamente en nuestra Igleisa en Santa Cruz"

Información adicional

  • Fuente Infodecom

La celebración eucarística de este domingo 17 de septiembre estuvo presidida por el P. Juan Crespo, Vicario General de la Arquidiócesis, en ausencia de los Obispos que viajaron al Vaticano en Roma – Italia, para unirse a la Visita Ad-límina que realiza el Episcopado Boliviano a la Santa Sede.

El Vicario General comenzó su homilía dominical con una acción de gracias por la visita del Santo Padre Francisco a las Iglesias hermanas de Colombia y destacó los gestos y palabras de amor expresadas por el Papa y que todavía resuenan en las mentes de todos los hermanos latinoamericanos.

Tambien expresó el agradecimiento a la Santa Sede por el nombramiento del nuevo Nuncio Apostólico de Su Santidad Papa Francisco en Bolivia a S.E.R. Monseñor Angelo ACCATINO, Arzobispo titular de Sabiona, y que fuera Consejero de la Nunciatura Apostólica en Turquía.

P. Juan también Saludó a los Obispos bolivianos que se encuentran en peregrinación en la Santa Sede en signo de comunión con el Santo Padre.

La Homilía del P. Juan Crespo giró en torno a la temática del perdón, al respecto expresó que Dios es amor y Dios es fuente del perdón, en ese contexto indicó que los fieles deben descubrir que el perdón y el perdonar no son un signo de debilidad, por el contrario son las grandes fortalezas de la persona humana.

La gracia del perdón es un don que además tiene poder sanador en el interior de la persona que pide perdón y de la persona perdonada.

Por otro lado el P. Juan Carlos indico que el rencor y la ira son abominables y son atribuciones de los pecadores y esto debe hacernos pensar que el rencor y la ira nos lleva a la venganza. Esto lo detesta el Señor pues la famosa ley del talión ha sido superada con creses y la misericordia nos hace que imitemos a Dios en ese amor y perdón. Por lo mismo el que no quiere perdonar y persiste en el rencor se pierde de la gran experiencia en el corazón del hombre como es el perdonar.

HOMILIA DE P. JUAN CRESPO
VICARIO GENERAL DE LA ARQUIDIOCESIS DE SANTA CRUZ
PRONUNCIADA ESTE DOMINGO 17 DE SEPTIEMBRE DE 2017

Este domingo nos unimos primeramente en acción de gracias por la visita del Santo Padre Francisco a estas tierras Latinoamericanas en las Iglesias hermanas de Colombia, cuyos gestos de amor y palabras de perdón resuenan en nuestras mentes, damos gracias al Santo Padre Francisco por haber nombrado al nuevo Nuncio Apostólico para Bolivia, Mons Angelo Accatino, también nos unimos a nuestros Obispos de Bolivia que se encuentran en peregrinación a la Sede del Apóstol Pedro, en visita Ad Limina, al Encuentro con el Santo Padre el Papa Francisco, signos de comunión de nuestros Obispos con el Santo Padre y la Iglesia Universal.
El mensaje principal de este domingo es el PERDON, Dios es amor y fuente del perdón. Las lecturas nos guían en este mensaje para vivir y experimentar el amor y el perdón de Dios. Tenemos que descubrir que el perdón y el perdonar no es una debilidad más al contrario es una de las grandes fortalezas de la persona humana, es una gracia es un don. Además del poder sanador del perdón.

LA GRANDEZA DEL PERDONAR
En la primera lectura, del libro del Eclesiástico, también conocido Sirácides en una serie de sentencias sapienciales nos invitan al perdón, dejando claro que el rencor y la ira son abominables y atribuciones de los pecadores, esta atribución es fuerte, pero debe hacernos pensar que el rencor y la ira nos lleva a la venganza, y esto lo detesta el Señor, las palabras sapienciales nos sugieren que la famosa ley de Talión: “Ojo por ojo y diente por diente” ya ha sido superado, y la Misericordia a la que nos invita nos hacen que imitemos a Dios, que es amor y perdón.
Por lo mismo quien no quiere perdonar y persiste en el rencor se prohíbe de la gran experiencia que provoca en el corazón del hombre, del perdonar.

NADIE HA DADO SU VIDA POR NOSOTROS COMO JESUCRISTO
La segunda lectura quiere fundamentar toda la actuación cristiana en lo cristológico: vivimos y morimos para el Señor; en todo somos del Señor. Si aceptamos que hemos sido redimidos por Cristo, sabemos que le pertenecemos. Y es el grito de libertad más grande, porque de esa manera no estaremos esclavizados a otros señores de este mundo. Y la razón es porque nadie ha dado su vida por nosotros como Jesucristo. San Pablo dice claramente que la vida y la muerte pertenecen al Señor, porque es en la muerte y la resurrección de Jesús donde se resuelve nuestra existencia y nuestro futuro. Y este estar estrechamente unidos, a Cristo y a Dios, viene a significar ser libres con libertad verdadera, humana y plena. El texto, se centra en el kerygma, en la proclamación de la muerte y resurrección del Señor. La muerte y la resurrección del Señor es algo que acontece por nosotros, por la humanidad. Y la clave de todo esto es que, a diferencia de lo que se piensa popularmente el cristiano no puede vivir para sí mismo, en sí mismo, de sí mismo sin mirar a los otros. En realidad el cristiano tiene que “desvivirse por los demás” esto encuentra su sentido en la vida de Jesús que culmina en la muerte y la resurrección por nosotros. Ni siquiera después de haber muerto como "entrega" se desentiende de la humanidad; su vida nueva, de Resucitado, es también una vida nueva por nosotros y para nosotros. No es solamente solidaridad lo que aquí se proclama, sino donación absoluta.

EL PERDON NO TIENE MEDIDA ES INFINITO
En el evangelio nos enseña a la comunidad cristiana aquello por lo cual debemos ser reconocidos en el mundo. El apóstol Pedro al preguntar a Jesús cuantas veces tiene que perdonar? deja claro que el perdón no tiene medida, el perdón no es cuantitativo es cualitativo, es infinito, rompe todas las actitudes de venganza. Setenta veces siete clarifica que el perdón es siempre. Esta parábola nos hace comprender sobradamente toda la significación de la misma; es tan clara, que es imposible que alguien no la entienda ni comprenda. Es desproporcionada la deuda del siervo con su señor, respecto de la de siervo a siervo (diez mil talentos, es una fortuna, en relación a cien denarios). Sabemos que en esta parábola, se quiere hablar de Dios y de cómo se compadece ante las súplicas de sus hijos.

SOMOS MAS DUROS CON NOSOTROS QUE DIOS CON NOSOTROS
Es una parábola donde nos muestra que los hombres somos más duros los unos con los otros que el mismo Dios con nosotros. La elección de los personajes es intencionada, para que quede más claro la forma de actuar de Dios. Si El actuó con tanta Misericordia y el Siervo recibió tanta misericordia no tenía que haber obrado de la misma manera con su hermano, compañero de fatigas y necesidades?

“OLVIDO PERO NO TE PERDONO” NO ES DIVINO
Los que están en el mismo camino deberían ser más solidarios. Pero no es así en esta parábola. El núcleo de la misma es la dureza de corazón que revelamos frecuentemente en nuestras vidas. Y es una desgracia ser duros de corazón. Somos comprensivos con nosotros mismos, y así queremos y así exigimos que sea Dios con nosotros, pero no hacemos lo mismo con los otros hermanos. ¿Por qué? Porque somos tardos a la misericordia. Por eso, el famoso "te perdono pero no me olvido" y “olvido pero no te perdono” no es ni divino ni evangélico, es, por el contrario, el empobrecimiento más grande del corazón y del alma humana, lo mejor es perdonar y olvidar, en este orden.

¿CUANTAS VECES PERDONAR?: SIEMPRE
Es importante comprender bien la pregunta que San Pedro dirige a Jesús « ¿cuántas veces tengo que perdonar a mi hermano?», «siempre», aunque esta no suponga el arrepentimiento de quien ha ofendido… ¿Cuántas veces hay que perdonar al hermano que nos ofende, incluso aunque éste no nos pida perdón? Siempre.

EL PERDON GENERA ARREPENTIMIENTO, CAMBIO Y TRANSFORMACION
La respuesta de Jesús mantiene su fuerza, pero comprender de este modo la pregunta de San Pedro nos permite descubrir de manera más viva la dimensión al mismo tiempo gratuita y exigente del perdón. El perdón es un acto gratuito: no puede ser sólo la respuesta al arrepentimiento del otro, sino que debe darse como primer paso. Es el perdón lo que genera arrepentimiento, reconocimiento del error, voluntad de cambio y transformación. Pero, por esta razón, el perdón es muy exigente: requiere sobre todo una mirada capaz de reconocer al otro como hermano, también en sus defectos. Esta mirada fraterna es esencial.

EL ENCUENTRO VIVO CON DIOS DA FORTALEZA PARA PERDONAR
La parábola de Jesús nos enseña que sólo se puede aprender el perdón a partir de la relación con Dios. Quien aviva su encuentro con Dios se fortalece para perdonar. Es el sentido de la oración atribuida a san Francisco de Asís: «Señor, haz de mí un instrumento de tu paz… Que donde haya odio, yo ponga el amor; donde haya ofensa, ponga yo el perdón; donde haya discordia, ponga yo unión… Que no busque tanto ser consolado, como consolar; ser comprendido, sino comprender; ser amado, sino amar». Es también el sentido de las palabras de santa Teresa de Jesús: «Donde no haya amor, pon amor, y sacarás amor».

LA REVANCHA PERVIERTE EL SENTIDO DE LA JUSTICIA
La revancha no sirve más que para aferrarse al dolor y para pervertir con ello el sentido de la justicia. Quien ha resultado ofendido sólo podrá recuperar la paz liberándose del sufrimiento y ofreciendo a quien le ha ofendido la oportunidad de rehacer el mal cometido. Sólo el amor que se ofrece es la respuesta adecuada al sufrimiento.

LA MEDIDA DEL PERDON ES EL PERDON SIN MEDIDA
El perdón ha de ser pleno y total amplio, constante, incansable. La única medida válida en el perdón es la que ha utilizado Dios con nosotros, con cada uno de nosotros. Dios nos perdona sin tasas ni condiciones, sin esperar recompensa alguna, sin pedir razones ni explicaciones. La medida del perdón es el perdón sin medida.
Debe haber cabida en el corazón del ser humano de cuanto Dios está dispuesto de perdonar, basta “arrepentirse y pedir perdón”: “No se debe pagar nada”, porque ya “Cristo ha pagado por nosotros”.

EL “PADRE NUESTRO” ENSEÑA A PEDIR PERDON Y PERDONAR
Para pedir perdón a Dios es necesario seguir la enseñanza del “Padrenuestro”: arrepentirse con sinceridad de los propios pecados, sabiendo que Dios perdona siempre, y perdonar a los demás con la misma amplitud del corazón.

Hay que pedir perdón sinceramente, con el corazón, y de corazón debe ser dado a quien nos ha ofendido. Como el patrón de la parábola evangélica relatada por Jesús, que condona una deuda enorme a un siervo suyo porque se compadece por sus súplicas. Y no como hace ese mismo siervo con un semejante, tratándolo sin piedad y mandándolo a la cárcel, aun siendo deudor de una suma irrisoria. La dinámica del perdón es la que enseña Jesús en el “Padrenuestro”:

“Jesús nos enseña a rezar así al Padre: ‘perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden’. Si yo no soy capaz de perdonar, no soy capaz de pedir perdón. ¿Has perdonado a aquellos que te han hecho el mal?’”.

“NO TENGAN MIEDO A PEDIR Y A OFRECER EL PERDON”
Perdonar es como decía el Santo Padre francisco hace una semana en Colombia: “… no tengan miedo a pedir y a ofrecer el perdón. No se resistan a la reconciliación para acercarse como hermanos y superar las enemistades. Es hora de sanar heridas, de tender puentes y limar diferencias. Es la hora para desactivar los odios y renunciar a las venganzas”.

PERDONAR ES TENDER PUENTES, NO ES CONSTRUIR MUROS
Perdonar es tender puentes, no es construir muros, el amor es más fuerte que el odio y la violencia. EL amor es más fuerte que la muerte, nos enseña a transformar el dolor en fuente de vida y resurrección, para que junto a él y con él aprendamos la fuerza del perdón, la grandeza del amor.

P. Juan Crespo Gutiérrez
Vicario General de la Arquidiócesis de Santa Cruz.

Información adicional

  • Fuente Infodecom

MISIÓN JOVEN – BUENA VISTA – DOMUND 2017
“JOVEN MISIONERO, TESTIGO ALEGRE DEL EVANGELIO”
(CONVOCATORIA)

El equipo de JÓVENES MISIONEROS DE LA ARQUIDIOCESIS DE SANTA CRUZ, en colaboración con la Comisión Arquidiocesana de Misiones y OMP, y a través de los diferentes grupos parroquiales JOMIS, convoca a todos los jóvenes interesados, a participar de la MISIÓN JOVEN, que se llevará a cabo en la comunidad de BUENA VISTA, los días 21 y 22 de octubre del presente año, con el objetivo de vivir y anunciar con alegría el Domingo Mundial de las MISIONES, DOMUND 2017, con el lema: “Joven Misionero, testigo alegre del Evangelio”.

¿Qué es el DOMUND?

El DOMUND es el día en que la Iglesia Universal reza por los misioneros de todo el mundo y colabora con ellos en su labor evangelizadora desarrollada entre los más pobres.

La jornada mundial de las misiones, conocida como DOMUND, se celebra en todo el mundo el penúltimo domingo de octubre. El DOMUND es una llamada de atención sobre la común responsabilidad de todos los cristianos en la evangelización e invita a amar y apoyar la causa misionera. Los misioneros dan a conocer a todos el mensaje de Jesús, especialmente en aquellos lugares del mundo donde el Evangelio está en sus comienzos y la Iglesia aún no está asentada.

Estos lugares son conocidos como Territorios de Misión, son directa responsabilidad del Papa como cabeza de la Iglesia por ser OMP (Obras Misionales Pontificias), pero están confiados a la Congregación para la Evangelización de los Pueblos y dependen en gran medida de la labor de los misioneros y del sostenimiento económico de las Obras Misionales Pontificias de todo el mundo. Mediante el DOMUND, la Iglesia trata de cubrir estas carencias y ayudar a los más desfavorecidos a través de los misioneros, destinando las colectas de las celebraciones eucarísticas de todo el mundo y de igual manera haciendo toda actividad que genere recursos económicos para la causa.

Los JOMIS de la Arquidiócesis de Santa Cruz de la Sierra celebramos la Jornada Mundial de las Misiones haciendo nuestras las palabras de Cristo: “Vayan y hagan discípulos a todos los pueblos” (Mt 28, 19). Celebraremos nuestro “DÍA DEL MISIONERO” haciendo nacer el amor de Dios voluntariamente en los corazones de los demás.

Es por eso que el Equipo de Jóvenes Misioneros de la Arquidiócesis de Santa Cruz de la Sierra invita a todos lo jóvenes y señoritas a la Misión Joven que será en la comunidad de Buena Vista los días 21 y 22 de octubre del presente año, para cumplir con el mandato de Cristo y llevar el amor de Dios a los corazones de los más necesitados.

Lema de la Misión Joven 2017: “JOVEN MISIONERO, TESTIGO ALEGRE DEL EVANGELIO”

La alegría del Evangelio llena el corazón y la vida entera de los que se encuentran con Jesús. Quienes se dejan salvar por Él son liberados del pecado, de la tristeza, del vacío interior, del aislamiento. Con Jesucristo siempre nace y renace la alegría (EG 1). Con estas palabras comienza la Exhortación apostólica Evangelii gaudium, en la que el Papa Francisco nos invita a ser una iglesia en salida, viviendo la alegría de evangelizar y nos dice que somos discípulos misioneros del Evangelio y que, como tales, debemos ser testigos valientes y anunciar con alegría lo que hemos vivido y visto con los ojos de la fe.

No podemos quedarnos callados esperando que las cosas pasen por sí solas. Los jóvenes somos el instrumento directo de Dios y somos llamados a ser sus testigos en la tierra: “Ustedes serán mis testigos en Jerusalén, en toda la Judea y Samaría y hasta los confines de la tierra” (He 1,8).

El Papa Francisco decía a los jóvenes en la JMJ, durante su discurso en la vigilia en Cracovia el pasado 30 de julio de 2016: “cuando Dios toca el corazón de un joven o de una joven, se vuelven capaces de grandes obras. Las “cosas grandes” que el Todopoderoso ha hecho en la vida de María nos hablan también del viaje de nuestra vida, que no es un deambular sin sentido, sino una peregrinación que, aun con todas sus incertidumbres y sufrimientos, encuentra en Dios su plenitud (cf. Ángelus, 15 de agosto de 2015). Me diréis: “Padre, pero yo soy muy limitado, soy pecador, ¿Qué puedo hacer?”. Cuando el Señor nos llama no se fija en lo que somos, en lo que hemos hecho. Al contrario, en el momento en que nos llama, Él está mirando todo lo que podríamos dar, todo el amor que somos capaces de ofrecer. Como la joven María, podéis hacer que vuestra vida se convierta en un instrumento para mejorar el mundo. Jesús os llama a dejar vuestra huella en la vida, una huella que marque la historia, vuestra historia y la historia de muchos”.

PROGRAMA DE LA MISIÓN JOVEN – DOMUND 2017

En esta oportunidad profundizaremos en el compromiso misionero de los jóvenes. Por ello, proponemos aplicar la metodología de la Escuela con Jesús para el desempeño de la misión, que consta de cuatro encuentros que serán trabajados por los participantes de la Misión Joven. Estos encuentros se llevarán a cabo las dos primeras semanas del mes de octubre, antes del día indicado para la Misión, considerándolos como requisitos indispensables de participación.

Los temas a tratar durante los encuentros serán:

Catequesis Misionera: ”Joven Misionero, testigo alegre del Evangelio”
Espiritualidad Misionera
Proyección Misionera: MISION JOVEN – DOMUND 2017
Vida de Grupo
Cabe destacar que los interesados deben participar obligatoriamente en los dos primeros encuentros para poder estar presentes en la Misión Joven. La partida a Buena Vista será el día sábado 21 de octubre a las 10:00 de la mañana desde Casa Natividad de María, y se retornará de la comunidad de Buena Vista el día domingo, 22 de octubre, a las 16:00 horas al mismo lugar de partida.

INSCRIPCIONES:

Todos los grupos podrán inscribirse hasta el día 30 de septiembre del presente año directamente en las instalaciones de Casa Natividad de María, ubicada en avenida Tacna (ex calle Ignacia Zeballos), entre calles Choferes del Chaco y avenida Omar Chávez (una cuadra antes del segundo anillo); los días martes de 18:00 a 19:30 o los días jueves de 16:00 a 18:00 horas, previa llamada o Whatsapp a los números:

65020792 (Selena Flores – CO-COORDINADORA DEL EQUIPO ARQUIDIOCESANO DE JOMIS).
78407105 (Yhina Padilla – CO-COORDINADORA DEL EQUIPO ARQUIDIOCESANO DE JOMIS).
77697012 (Alex Balderrama – CO-COORDINADOR DEL EQUIPO ARQUIDIOCESANO DE JOMIS).
75375225 (Josseline Duran – COORDINADORA ARQUIDIOCESANA DE JOMIS).
COSTO DE INSCRIPCIÓN: 100 Bs (incluye transporte, materiales y alimentación).

Nota: Solo podrán participar jóvenes entre los 15 y 25 años de edad y deberán llevar en su mochila misionera: camping – sleeping – material de aseo personal – biblia – rosario.

LOS JÓVENES MENORES DE EDAD DEBERÁN PRESENTAR UNA CARTA DE AUTORIZACIÓN DE SUS PADRES O TUTORES.

 

FICHA DE INSCRIPCIÓN PARA EL DOMUND 2017
DATOS PERSONALES
NOMBRES:

APELLIDOS:

EDAD:

DIRECCIÓN:

CORREO ELECTRÓNICO:

CELULAR:

NOMBRE DEL GRUPO AL QUE PERTENECE:

PARROQUIA:

VICARÍA:

NOMBRE DEL PÁRROCO O SACERDOTE ENCARGADO:

NOMBRE DEL COORDINADOR O ANIMADOR DEL GRUPO AL QUE PERTENECE:

OTROS DATOS:

SOY ALÉRGICO A:

EN CASO DE EMERGENCIA COMUNICARSE CON:

NOMBRE:

PARENTESCO:

CELULAR DE REFERENCIA:

* En los datos de referencia por favor escribir los datos de una persona responsable (papá, mamá, hermanos mayores) que no esté participando de la Misión Joven.

Información adicional

  • Fuente Infodecom

La Misa dominical celebrada en la Catedral de San Lorenzo Martir estuvo presidida por Mons. Estanislaw Dowlaszewicz, Obispo Auxiliar de la Arquidiocesis de Santa Cruz ya que el Arzobispo Mons. Sergio Gualberti adelantó su viaje para participar en la visita ad limina apostolorum que es la visita que todos los obispos diocesanos deben realizar a "los hogares (templos) de San Pedro y San Pablo". El objetivo de la visita no es tan sólo visitar la tumba de los apóstoles sino el de informar al Papa, cada cierto período, el estado de la diócesis que gobiernan. En su momento Mons. Estanislaw se unirá a la delegación de Obispos Bolivianos.

En su homilia el Obispo Dowlaszewicz hizo una reflexión acerca de las enseñanzas que Jesus impartia a sus discipulos, en ese contexto exhortó al Pueblo de Dios a que tenga en cuenta que todos somos responsables de la vida del hermano por tanto advirtió que debemos estar atentos como el auténtico profeta que vigila, alerta y previene al pueblo sobre cualquier peligro que le aceche.

Por otro lado el Obispo Dowlaszewicz exhorto al Pueblo de Dios a estar atentos a los desafíos históricos y responder con amor ya que el amor auténtico no hace daño a nadie, además el amor cristiano contrasta con los criterios humanos y vence todo tipo de mal.

Mons. Estanislaw exhorto al pueblo de Dios que si se ve envuelto en algun conflicto se practique la corrección fraterna pues esta resuelve los conflictos comunitarios si se la practica con la luz de la pedagogia de Jesus que nunca acusa ni condena, por el contrario, la fraternidad que Jesus enseña sostiene a la comunidad en todo momento. De esta manera se pueden solucionar conflictos teniendo como premisa que una via de solucion no es anular diferencias sino integrarlas.

El Obispo fue enfatico al afirmar que el cristiano corrige fraternalmente, pide en comunidad y perdona, a pesar de que a nadie le gusta que lo corrijan, ya que toda corrección hiere la vanidad, en consecuencia el que es corregido contraataca desautorizando a quien corrige pues su vanidad y soberbia le hace pensar que el otro se equivoca.

Mons. Estanislaw afirmó que el hermano que no quiere vivir correctamente lleva una doble vida, vive una vida en la que obra mal y no pide perdon ni acepta las consecuencias de sus actos, en consecuencia es necesario llegar a ese hermano con la corrección que nace de la caridad que libera de la esclavitud.

Por otro lado el Prelado expresó que en la Iglesia la corrección es un acto de misericordia, en ese contexto parafraseando al Papa Francisco, manifestó que la Iglesia no es un museo de santos sino un hospital de pecadores. Antes de finalizar su homilía, Mons. Estanislaw indicó que los católicos no somos los mejores, tambien hay gente buena fuera de la Iglesia para ello solo es necesario entender que el que ama a su prójimo, reconoce a Dios presente en medio de nosotros.

Homilia de Mons. Estanislaw Dowlaszewicz
Obispo Auxiliar de la Arquidiocesis de Santa Cruz
Pronunciada en la Catedral de Santa Cruz este 10 de septiembre de 2017

¡Qué fácil es criticar, qué difícil corregir!

El Mesías forma a sus discipulos
A partir del primer anuncio de la pasión-resurrección de Jesús que hemos escuchado el domingo pasado y de la confesión de Pedro en Cesarea de Filipo, “Tu eres el Mesías el Hijo de Dios” Jesús se centra ahora en la formación de sus discípulos. No sólo mediante un discurso, como en el c.18, sino a través de los diversos acontecimientos que se van presentando.

Todos somos responsables de la vida del hermano
Las lecturas de este domingo ponen delante de nosotros y nos invitan a reflexionar sobre un tema difícil en el cristianismo: la corrección fraterna; es decir, que por el hecho de ser hermanos unos de otros nos tenemos que corregir y aceptar la corrección como nuestra corresponsabilidad comunitaria.
La fe es una respuesta personal, pero se vive en el seno de una comunidad. Por eso todos somos responsables de la vida de cada hermano.

El tema ya aparece en la primera lectura cuando Dios declara al profeta Ezequiel el centinela del malvado.

El auténtico profeta vigila, alerta y previene al pueblo
Ezequiel es un profeta del exilio y tiene la misión de abrir los ojos a su gente; es el vigilante, el centinela pendiente de los peligros que acechan al pueblo, y por amor al pueblo ofrece ese servicio de prevención.
La actitud vigilante es un rasgo del auténtico profeta. Estar atento a lo que pasa para alertar y prevenir al pueblo. El profeta verdadero está siempre atento a escuchar la Palabra de Dios. Lee los acontecimientos de la historia y los interpreta a la luz de la Palabra de Dios. Es vigilante, atento y velador el centinela.
Por eso, el profeta es responsable directo de lo que le pueda pasar al pueblo. El profeta tiene la misión de abrir los ojos. Pero también el pueblo puede aceptar o rechazar la interpelación profética.

El amor auténtico no hace daño a nadie
Pablo, en la carta a los Romanos, invita a los creyentes a responder a los desafíos del momento histórico, pero esto solo se puede hacer con amor. El amor es la única forma de superar la fuerza de la ley. Quien ama auténticamente no quiere hacerle daño a nadie. Por el contrario, siempre buscará la forma de ayudarle a crecer como persona y como creyente.
El amor cristiano contrasta con los criterios humanos
El amor es la síntesis de todos los mandamientos y la expresión más profunda de la existencia cristiana. De él derivan todas las manifestaciones paradójicas que contrastan con los criterios meramente humanos: el perdón a los enemigos, la bendición a los que maldicen, la oración por los que nos persiguen, responder con el bien a los que nos hacen mal, devolver bendiciones a los que nos insultan.
El amor vence todo tipo de mal
El amor es lo que vence todo tipo de mal, por eso corresponde a los cristianos poner el amor de la cruz de Cristo como victoria sobre el mal de la injusticia de toda cruz.
Quién se convierte asume el amor como única “norma” de vida y la traduce después en actitudes y compromisos muy concretos: servicio, respeto, perdón, reconciliación, tolerancia, comprensión, y solidaridad fraterna.

La corrección fraterna resuelve los conflictos comunitarios
El evangelio de Mateo que hemos escuchado hoy nos presenta el pasaje que se ha denominado la corrección fraterna.
El texto revela los conflictos internos que vivía la comunidad. Nos encontramos, entonces, ante una página de carácter catequético que pretende enfrentar y resolver el problema de los conflictos comunitarios, entre hermanos.

La pedagogia de Jesus nunca acusa ni condena
Se trata de resolver los asuntos complicados en las relaciones interpersonales siguiendo la pedagogía de Jesús que nunca habla de acusar a la persona, condenarla, o cosas parecidas que hacemos nosotros cuando alguien no nos cae bien o son del bando contrario o del partido político que no defienden los valores de humanidad sino su propia ideología.

La fraternidad que Jesus enseña sostiene a la comunidad en todo momento
Hay un mensaje de serenidad y humildad, en estos consejos de Jesús, al que no estamos muy acostumbrados los cristianos de hoy. En seguida hacemos enemigos al que no piensa como nosotros, parece que queremos la guerra antes que la reconciliación.
En cambio, la fraternidad que Jesús enseña a sus seguidores es la forma básica y fundamental para sostener a la comunidad, a la Iglesia, en los momentos de crisis internas.
El evangelista san Mateo ya comprobó entre los primeros cristianos lo difícil que era el tema de la unidad. Eran pocos, y ya existían esas diferencias a las que estamos hoy tan acostumbrados.
Formamos parte de la misma comunidad de creyentes, tenemos un ideal común, y sin embargo ponemos los intereses privados, individuales a los intereses del grupo.
En la vida social y política nos inventamos leyes para regular las relaciones interpersonales, pero ni siquiera las leyes sirven para conseguir una buena convivencia. ¿Dónde estará el secreto para conseguir que el bien común supere las luchas y disputas de los intereses particulares o partidarios?

Para solucionar conflictos, la solucion no es anular diferencias sino integrarlas.
Las diferencias son fruto de la diversidad, y donde hay diversidad hay conflicto. Tal vez la solución no consista en anular las diferencias, sino en integrarlas, porque lo que el otro tiene es lo que a mí me falta para ser yo mismo, pero el modo no es robárselo para quedarme con ello. La fórmula que Jesús propone es la del diálogo.

El cristiano corrige fraternalmente, pide en comunidad y perdona
La descripción de la relación fraterna aborda tres cuestiones básicas y distintivas de la vida cristiana: la corrección fraterna, la petición comunitaria y el perdón, como cénit de la identidad cristiana.
Corrígele fraternalmente, si acepta la corrección has salvado a tu hermano, y si no la acepta invita otros para que te ayuden, no sea que el equivocado seas tú.
A nadie le gusta que lo corrijan
Me pregunto hoy día ¿cómo reacciono yo ante la corrección de quien busca apartarme del pecado, de quien busca mi bien? A nadie le gusta que lo corrijan. «Cierto que ninguna corrección es de momento agradable, sino penosa» (Heb 12,11).

Toda corrección hiere la vanidad
En verdad, toda corrección incomoda, avergüenza, duele, y cuando hiere la vanidad y soberbia despierta ira, rencor y odio contra la persona que corrige. Algo de eso nos sucede a todos.

El que es corregido contraataca desautorizando a quien corrige
Ante una corrección reaccionamos mal, airadamente, nos defendemos y justificamos como podemos, contraatacamos ofendiendo o desautorizamos a quien nos corrige con estas o semejantes expresiones: “¿y quién te crees tú para criticarme, para decirme a mí lo que tengo que hacer? ¡Mírate a ti mismo! ¿Tú haces esto y lo otro, y te atreves a corregirme? ¡No te metas en mis asuntos!”.
Tanto podemos ofendernos que incluso a veces “castigamos” a la persona que ha buscado nuestro bien.

La vanidad y soberbia del corregido le hace pensar que el otro se equivoca
En fin, tan necios e insensatos nos volvemos, por nuestra vanidad herida y por nuestra soberbia, que en contra de toda evidencia pensamos que “el otro se equivoca” y que “toda corrección es una agresión injusta a mi persona”.

El que no quiere vivir correctamente lleva una doble vida
Por evadir la dolorosa corrección vivimos escondiéndonos, ocultándonos, obrando en las tinieblas al punto incluso de llevar una doble vida. ¿A quién le gusta exponer a la luz su maldad, sus errores, sus vicios?

El que obra mal no pide perdon ni acepta las consecuencias
Quien así vive, piensa que es preferible mentir, manejar y manipular la verdad, a decir con valor: “yo he obrado mal, pido perdón, acepto las consecuencias de mis actos y pido ayuda, pues quiero corregir mis errores, ser mejor cada día, liberarme de la esclavitud de mis vicios y pecados, quiero madurar y crecer espiritualmente”.
En vez de eso, nos dejamos vencer por el miedo al castigo, a pasar un mal rato, a ser rechazados por aquellos cuya confianza hemos defraudado.

La corrección que nace de la caridad libera de la esclavitud
Es necesario entender que toda auténtica corrección, la que nace de la caridad, no es “una ofensa intolerable” como nuestro orgullo quiere hacernos creer, sino que es una enorme bendición, pues tiene la virtud de arrancarnos de la esclavitud y ceguera en la que nos vemos envueltos por nuestros pecados.

En la Iglesia la corrección es un acto de misericordia
En la Iglesia la corrección, más que un acto de condenación, ha de ser un acto de misericordia. Ésta nos garantiza que Dios la tendrá con nosotros. Como enseña el apóstol Santiago: “Hermanos míos, si uno de ustedes se desvía de la verdad y otro lo hace volver, sepan que el que hace volver a un pecador de su mal camino, salvará su vida de la muerte y obtendrá el perdón de sus numerosos pecados” (Stgo 5,19-20).
La corrección fraterna, cuando es auténtica, tiene como finalidad el cambio de conducta, la enmienda, lograr que el hermano abandone el camino del mal y retorne al camino del bien

La Iglesia no es un museo de santos sino un hospital de pecadores
Cada domingo nos reunimos en el nombre del Señor. Somos su Pueblo. Somos los hermanos convocados por Él.
Su amor le lleva a entregarse completamente por todos y cada uno de nosotros, sus hermanos.
Ya sabemos todos que nuestra comunidad no es la comunidad de los perfectos, que la Iglesia no es un “museo de santos”, sino un “hospital de pecadores” (como decía el Papa Francisco).

Los católicos no somos los mejores, tambien hay gente buena fuera de la Iglesia
También es importante que nos damos cuenta que como los católicos no somos mejores que los demás, por el hecho de serlo, que también hay mucha gente buena fuera de la Iglesia. Y que nosotros no estamos exentos ni de la fragilidad, ni del pecado.

El que ama a su prójimo, reconoce a Dios presente en medio de nosotros
La Eucaristía nos ha de llevar a vivir el amor fraterno. Si reconocemos a Dios, presente en medio de nosotros, que nos da su amor y su misericordia, que se entrega por nosotros en su hijo Jesús, nuestra norma de vida se convierte también en la misma, como decía San Pablo: “a nadie le debe nada más que amor; uno que ama a su prójimo no le hace daño; por eso amar es cumplir la ley entera”.

Hemos comenzado la Misa con la antífona tomada del Salmo 118: “Señor, tú eres justo, tus mandamientos son rectos. Trata con misericordia a tu siervo”.

Información adicional

  • Fuente Infodecom

La homilía del P. Hugo Ara, rector de la Catedral de Santa Cruz, se centró en la influencia que ejerce el cristiano en el entorno en el que desarrolla su vida cotidiana, en su trabajo, con sus amigos, en su hogar. Al respecto indicó que un hogar cristiano influye sobre los otros hogares que no son cristianos y  esto nos debe llevar a preguntarnos ¿Si somos de Cristo cómo influimos con nuestra fe a la familia a los amigos, a la cultura, a la sociedad, a la política con esta fe que tenemos con esta convicción que el señor nos ha llamado?

Por otro lado el P. Ara instó a tener en cuenta que Seguir a Jesus significa apropiarse de sus criterios y actuar como el lo hizo, por ello exhortó al Pueblo de Dios a no dejarse transformar por el criterio del mundo sino por la voluntad de Dios.

El P. Ara fue crítico al referirse al medio cultural que nos rodea y propaga mensajes que no son constructivos, en ese contexto advirtió que la ruta propuesta por la sociedad de consumo nos conduce a una vida de confort y descarte donde la persona vale más por lo que tiene que por lo que es. El Rector advirtió que Es fácil dejarse arrastrar por esta corriente materialista y parafraseando al apostol San Pablo exhortó a los fieles a no dejarse arrastrar por estas corrientes que nos llevan a seguir pensando desde la lógica de las conveniencias humanas.

Homilia de P. Hugo Ara

Rector de la Catedral de Santa Cruz

Pronunciada este 3 de septiembre de 2017

¿Qué significa seguir a Jesús?
Después de escuchar las lecturas de este domingo, es inevitable que nos preguntemos qué significa para nosotros seguir a Jesús. ¿Existe alguna diferencia entre el seguimiento de Jesús y la admiración que sentimos hacia personajes que muestran rasgos especiales y que los diferencian de los demás? La fe con la que acogemos la persona y el mensaje del Señor Jesús no se puede equiparar con la admiración que suscitan personajes que nos transmiten conocimientos y nos descubre horizontes nuevos en los diferentes campos de la sabiduría humana.

Hablar de Jesus es hablar de valores
Cuando llamamos Maestro a Jesús, estamos afirmando valores muy profundos. Seguir a Jesús es diferente del entusiasmo que producen líderes políticos que hacen una propuesta inspiradora, como lo hizo Martin Luther King en su lucha contra la discriminación racial, Gandhi que nos enseñó a luchar por la justicia desde la paz o Mandela que después de 20 años de prisión, no fue la venganza ni el odio racial que le motivó a proponer el ideal de unidad de su pueblo, fue el perdón y la integración, la unidad de todos.

Con Jesus reina el mandamiento del amor
Seguir a Jesús significa mucho más, es acoger su mensaje del Reino, donde será vencido el mal, la muerte y toda relación se regirá por la paz y la justicia, el perdón y el amor, por tanto seguir a Jesús es dejar que nuestras vidas se rijan por el mandamiento del amor.

La dinamica de Dios busca la salvación de todos
En la primera lectura, el profeta Jeremías expresa lo que significó para él la experiencia de Dios: “Me sedujiste, Señor, y me dejé seducir; fuiste más fuerte que yo y me venciste”. Con estas palabras, el profeta quiere comunicarnos la profundidad de esta experiencia, que cambió radicalmente el rumbo de su vida. Fue el comienzo de una nueva vida al servicio de la palabra de salvación, entró en la dinámica de Dios para colaborar con la salvación de todos.

El bautismo significa una nueva creación
De la misma manera que esta experiencia religiosa de Jeremías significó un nuevo comienzo, el bautismo, nuestro bautismo significa para nosotros una nueva creación. Participar del misterio pascual de Cristo genera unas transformaciones que no se pueden reducir a asistir solamente a la misa dominical. El seguimiento de Jesús debe dejar una huella inconfundible en todas las actividades que realicemos como miembros de una familia, como profesionales, en los negocios, en la convivencia social y en nuestros deberes ciudadanos.

El fuego de la fe se propaga a traves del testimonio
El profeta Jeremías expresa con fuerza la intensidad de esta experiencia de Dios en su vida: “Había en mí como fuego ardiente, encerrado en mis huesos; yo me esforzaba por contenerlo y no podía”. Este fuego incontenible de la fe se propaga a través del testimonio; pensemos, por ejemplo, en la influencia que tiene un hogar cristiano que comparte con otras familias el gozo de ser familia de Cristo. La pregunta es esa, si soy de Cristo, si soy de su Iglesia, cómo influyo con mi fe, a mi familia, a mis grupos, a mis amistades, a mi trabajo, a la cultura, a la sociedad, al deporte, a la política?

El cristiano no se deja transformar por los criterios del mundo
Seguir a Jesús implica apropiarse de sus criterios y obrar como Él lo hizo. Esta identificación con los valores proclamados en el Sermón de las Bienaventuranzas es acogida por el apóstol Pablo, que exhorta a los cristianos de Roma: “No se dejen transformar por los criterios de este mundo, sino dejen que una nueva manera de pensar los transforme internamente, para que sepan distinguir cuál es la voluntad de Dios”.

En la sociedad de consumo la persona vale por lo que tiene
Esta exhortación de San Pablo enfrenta serios obstáculos pues el medio cultural que nos rodea propaga mensajes muy diferentes. La ruta propuesta por la sociedad de consumo nos conduce a un modo de vida centrado en el confort y la cultura del descarte, donde la persona vale por lo que tiene y no por lo que es. Lo más fácil es dejarnos arrastrar por esa corriente materialista. Por eso san Pablo nos sacude: “No se dejen transformar por los criterios de este mundo”.

El modo de pensar del hombre se opone al camino de Dios
En la escena evangélica que nos relata Mateo, Jesús reprende con duras palabras a Pedro, quien ha pretendido disuadir a Jesús de su viaje a Jerusalén, donde le espera la conspiración de los líderes religiosos de Israel. Las palabras de Jesús son muy severas: “¡Apártate de mí, ¡Satanás, y no intentes hacerme tropezar en mi camino, porque tu modo de pensar no es el de Dios, sino el de los hombres”!

La fe es un compromiso total
Es muy interesante subrayar esta coincidencia entre las palabras de Jesús a Pedro y la exhortación de Pablo a los cristianos de Roma. La fe es un compromiso total que exige cambiar la manera de juzgar los acontecimientos. No podemos seguir pensando desde la lógica de las conveniencias humanas.

La verdadera felicidad consiste en no vivir con egoismo
Después de hacer esta fuerte reprimenda a Pedro, Jesús continúa su catequesis a los discípulos: “El que quiera venir conmigo, que renuncie a sí mismo, que tome su cruz y me siga”.

Renunciar a uno mismo y seguirlo… el Señor vive la sabiduría de la vida y donde brota la verdadera felicidad que consiste en no vivir centrado en el egoísmo que, busca su propio interés y confort y no permite fluir la vida con los otros. La renuncia que pide el Señor no es anularse, ni mutilarse es penetrar el dinamismo de la vida, la fuerza germinadora del amor como donación y realización existencial.
Renunciar a uno mismo es un consejo sabio, significa dejar de girar alrededor de uno mismo para vivir en comunión con todos y actuar de manera coherente.

En las redes sociales se viven falsedades como si fueran verdad
Vivimos la tiranía de la falsa imagen, por eso maquillamos nuestras fotografías en las redes, nos centramos en buscar poder, riqueza a cualquier costo. Vivimos falsedades como si fueran verdades y el Señor nos llama a desapegarnos de lo falso y vivir la bella realidad del ser uno mismo en el camino del amor que se desprende en actitudes que generan vida.

El que vive preocupado con su imagen frustra su existencia
Aquel que no es capaz de superar el ego y no puede sino vivir preocupándose con su imagen, poniendo toda la centralidad de su pensamiento, de su querer en sí mismo, frustra su existencia, en cambio aquel que es capaz de ser libre y vivir para los demás en acto de generosidad encontrará su plenitud, es la enseñanza del Señor, entrar en la lógica del don, de la entrega gratuita y salvífica.

Es interesante ver que una de las manifestaciones de la sociedad narcisista que vivimos, es la cultura del selfi, nos revela una cultura obsesiva por el protagonismo y la sacralización del YO narciso. Lo que vale en la cultura del Self es la imagen que recreamos y que creemos ser, sin importar de qué manera fue hecha ni las circunstancias en las que vivo, sólo es aparentar una falsa belleza y peor aún una falsa felicidad.

La cruz es una imagen que desenmascara la prepotencia
Por eso tomar la cruz es una imagen que rompe con toda la pretensión Narcisa del YO, elimina el narcicismo, desenmascara la prepotencia y nos devuelve la esperanza de una vida auténtica, desde donde podemos encontrar nuestras propias verdades.

El camino de la fe no es fuente de poder ni reconocimiento social
El camino de la fe no conduce al bienestar ni es fuente de poder ni de reconocimiento social. Esto queda muy claro en el testimonio del profeta Jeremías y en las enseñanzas de Jesús:
Jeremías nos cuenta que tuvo que pagar un alto precio por proclamar el mensaje de Dios a su pueblo: “Por anunciar la palabra del Señor, me he convertido en objeto de oprobio y de burla todo el día”. La misión del profeta no es halagar los oídos de su público, sino poner en evidencia las incoherencias entre la fe que se profesa con los labios y la forma como se vive.
Jesús explica a sus discípulos la lógica diferente del Reino: “El que quiera salvar su vida, la perderá; pero el que pierda su vida por mí, la encontrará”.

La fe es un compromiso radical de vida
Al comienzo de esta meditación dominical, identificamos una pregunta después de escuchar las lecturas: ¿qué significa para nosotros seguir a Jesús? El testimonio del profeta Jeremías y la reprensión de Jesús a Pedro nos ofrecen una respuesta muy clara sobre la fe, no como conjunto de doctrinas y normas morales, sino como un compromiso radical de vida.

En septiembre volvamos a ser auténticos
Así estamos, invitados ahora a vivir Septiembre, como el mes de restaurar la vida, pero fundamentalmente volver a ser auténticos. Con nuestros valores, con todo lo que significa seguir al Señor llenos de alegría, espontaneidad, sencillez, y especialmente con el compromiso por defender la dignidad, la paz y la justicia para todos. Es ley de los cruceños la hospitalidad. Dios bendiga a todos nuestros pueblos, Dios bendiga nuestra misión, porque así dice el salmo, mi alma tienes sed de Ti, Dios mío… sedientos de Dios estamos.

Amén

Información adicional

  • Fuente Infodecom

La Unidad Académica de Santa Cruz de la Universidad Católica Boliviana ha realizado el Acto de Colación de grado a 365 graduados de 18 carreras que concluyeron su proceso de formación académica en la gestión 2016 -2017.

vlcsnap 2017 08 31 21h52m23s588

Al inciar el acto, el Obispo Auxiliar de Santa Cruz Mons. René Leigue comenzó transmitiendo el saludo de Mons. Sergio Gualberti, Arzobispo de Santa Cruz. Luego continuó su alocución destacando que Uno de los objetivos de la Universidad como también de la Religión Católica, es preocuparse por la espiritualidad, pero también por la parte intelectual. Al respecto Mons. Leigue aseveró que hoy en día “cuando vemos esa gran necesidad, hemos trabajado, se está trabajando y se quiere seguir trabajando en formar personas espirituales y también intelectuales”.

Al dirigirse a los flamantes graduados, les exhorto a tener en cuenta que “ahora son el fruto de ese trabajo que hace la Universidad Católica. Queremos que ustedes sean ese reflejo de lo que realmente queremos en la sociedad. En ese contexto les recordó que “La sociedad necesita hoy personas honestas, personas honradas, personas que de verdad den cuenta de lo que saben, sobre todo se pongan al servicio de los demás, de las demás personas que necesitan. El Obispo continuó su alocución indicando que “Un profesional es alguien que se forma para poder ayudar a aquel que no ha tenido la posibilidad de hacerlo. Entonces en ustedes esta hoy nuestra esperanza”

Al concluir su discurso, el Obispo Leigue expresó su deseo de “todo lo mejor, un buen éxito y que hagan su trabajo como debe ser, que ejerzan su profesión como debe ser, siempre como dice nuestro Señor Jesucristo: Sirviendo a los demás, ser unos servidores de los demás y no servirse de las personas”

vlcsnap 2017 08 31 21h55m00s217

Por su parte la Dra. Vania Roca, Directora Académica Regional, luego de dar lectura a la Resolución Rectoral de la colación de grado, exhortó a los flamantes graduados que tengan en cuenta que son profesionales de la U. Católica, una de las universidades mas prestigiosas del país y tienen la responsabilidad de aportar al desarrollo y bienestar del ser humano.

vlcsnap 2017 08 31 22h04m21s203

La Escuela Superior de Comunicación Audiovisual Diakonia tuvo a su cargo la realización del circuito cerrado y el registro de fotográfico del evento, para el efecto se desplegó el equipo de Transmisión compuesto por 15 personas y la tarea se realizó con el despliegue del equipo que se emplea habitualmente en la transmisión de la Santa Misa dominical.

vlcsnap 2017 08 31 21h58m49s567

En nombre de los graduados, tomó la palabra la Dra. Adriana Aika Fugiwara Fukuhara, representante de la Carrera de Medicina, quién expresó que son tal la cantidad de recuerdos experiencias y anécdotas que podría superar el compendio de Harrison. La carrera tuvo desafíos, dificultades de todos los tamaños y formas que nos exigieron hasta los limites y sinceramente quien no dudó alguna vez de si mismo y de su vocación. Pero todas estas y muchas otras situaciones criticas nos llevaron a exigirnos y superarnos y ser quienes somos hoy realmente, seguro vendrán muchísimos desafíos nuevos, pero todos estamos preparados para enfrentarlos.

vlcsnap 2017 08 31 22h01m38s530

Al concluir el acto, el Lic. Pablo Herrera Rector Regional hizo la toma del juramento profesional a los nuevos profesionales la Universidad Católica Boliviana y concluyó encomendando a Dios a los jóvenes profesionales para que los proteja, ilumine y guie por el camino de la verdad, la vida y la esperanza.

Información adicional

  • Fuente Infodecom

En virtud del incidente ocurrido este sábado 19 de agosto que involucra a un grupo de señoritas y un guardia de seguridad en el mirador de la catedral, quien fue denunciado en redes sociales y en un medio de comunicación de haberlas encerado y hasta manosear a una de ellas, derivando en su arresto por 8 horas, la oficina de prensa del Arzobispado de Santa Cruz informa lo siguiente:

1.- Que el supuesto incidente quedó registrado en las cámaras de seguridad del mirador y las imágenes desmienten por sí mismas la supuesta versión del encierro y el manoseo.

2.- El guardia sorprendió a dos de las jovencitas pintando las paredes del mirador y reprendió verbalmente por la falta cometida contra este bien público de la ciudad, protegido por ley como Patrimonio Municipal y  Nacional. En ningún momento les priva de su libertad y tampoco tiene el mínimo contacto físico con ninguna de ellas.

Además de las imágenes, adjuntamos el documento emitido por la FELCC dando cuenta que no se sentó ninguna denuncia contra este guardia de seguridad.

Lamentamos la falta de educación de los padres hacia nuestros hijos que lejos de enseñar normas de convivencia, sonsacamos actitudes deshonestas hacia terceros haciéndoles un terrible a su educación. Así mismo, pedimos a todos coadyuvar en el cuidado del patrimonio histórico de nuestra ciudad evitando pintar y dañar los ambientes del mirador y la Catedral.

Finalmente, recordamos una vez más la gran responsabilidad que tenemos todos en el uso de las redes sociales que pueden prestarse a denigrar a las personas. Antes de emitir o publicar una denuncia se deben buscar los medios para verificar y contrastar la información, especialmente en el oficio periodístico, evitando caer en el sensacionalismo que solo busca exitismo antes que conocer la verdad.

Oficina de prensa del Arzobispado de Santa Cruz

Santa Cruz, 21 de agosto de 2017

Información adicional

  • Fuente Oficina de prensa del Arzobispado de Santa Cruz

En su Homilia dominical, Mons. Sergio Gualberti abordó el pasaje del profeta Isaias que da aliento y exhortaciones a los israelitas que retornan del destierro despues de 50 años y viven tensiones tensiones y problemas de todo tipo. Con esta metáfora exhortó al Pueblo a tener fe en Dios, respetar el derecho y la justicia para vivir en paz. Asimismo invitó a vivir en unidad en la casa de oración que es para todos los pueblos y tener en cuenta que Dios busca a todos para reconciliarnos por su amor.

Por otro lado el Arzobispo rememoró el relato de Jesús y la mujer cananea que con mucha fe e insistentemente pidió que Jesus la atienda y destacó el hecho de que ante tanta firmeza Jesús puso a una pagana como modelo de fe orante y humilde.

El Arzobispo afirmó que para liberarnos de nuestros miedos, errores y pecados debemos practicar la fe orante que es un diálogo con Dios que nos permite discernir entre las idelogias y fanatismos que dejan muerte odio y rencor.

En ese contexto al hacer referencia al último atentado en Barcelona destaco que entre las centenares flores y velas aparcio un letrero que pone “Ni miedo, ni odio”, dos palabras profundamente evangélicas que brotan de la fe en el Dios de la vida y remarcó que el diálogo con Dios nos mueve al amor y la solidaridad, el diálogo vedadero no produce vencedores ni vencidos.
Finalmente antes de concluir su homilia Mons. Gualberti recordo al pueblo de Dios que hay que orar por la paz en todas las naciones y hacer nuestras las palabras de la mujer cananea: “Socórrenos Señor”

HOMILIA DE MONS. SERGIO GUALBERTI
ARZOBISPO DE SANTA CRUZ
PRONUNCIADA EL 20 DE AGOSTO DE 2017

Aliento a los repatriados

En la 1ª lectura el profeta Isaías se dirige a la comunidad israelita que, después de 50 años de destierro, acaba de regresar a la patria y que enfrenta problemas y tensiones de todo tipo.
Tener fe en Dios, respetar el derecho y la justicia para vivir en paz
El profeta anima al pueblo llamándolo a la unidad, a la esperanza y la paz y anunciando algo nuevo de parte de Dios: “Su salvación y su justicia” que está cerca y al alcance de todos indistintamente, israelitas y no israelitas. Para tener acceso a una vida en paz y armonía y a la salvación solo hace falta tener fe en Dios, respetar el derecho y practicar la “justicia”, exigencias que valen para toda la humanidad y en todos los tiempos.

La casa de oración es para todos los pueblos

Los que aceptan esta invitación gozarán de la alegría de ser salvados y de ser acogidos como miembros del pueblo elegido, todos unidos en la oración en el único templo de Jerusalén: “Esta casa será llamada casa de oración para todos los pueblos”. En esta imagen ya se prefigura a todos los pueblos unidos en la Iglesia, el nuevo pueblo de Dios, alrededor del Señor.

Dios nos busca a todos para reconciliarnos por su amor

En la carta a los cristianos de Roma, San Pablo reafirma con fuerza ese buena noticia: Dios, a pesar de las desobediencias, ha traído por medio de Jesucristo la salvación indistintamente a todos “para tener misericordia de todos”. Estas palabras llenan el corazón de esperanza y alegría, porque todo lo que Dios hace en la vida de la humanidad es para desplegar su misericordia hacia todos en cuanto somos sus hijos y a todos nos quiere. Incluso cuando por el pecado nos alejamos de Él, Dios nos busca para que nos dejemos reconciliar por su amor. Saber que nuestro Dios, fiel a la alianza, está siempre dispuesto a ofrecernos la salvación nos anima y colma de valor para seguir en nuestro compromiso cristiano, “porque sus dones y su llamado son irrevocables” como nos dice San Pablo.

Jesús desempeña una actividad misionera intensa

El Evangelio de hoy nos muestra que Jesús es aquel que lleva a plenitud las palabras del profeta Isaías y de San Pablo. Jesús, deja la región de Galilea, donde hasta ese momento había desempeñado una actividad misionera muy intensa, y se retira a un territorio cercano a Tiro y Sidón, tierra de paganos, más allá de los confines de su tierra.

El relato de Jesús y la mujer cananea

Allí una mujer, desesperada porque su hija sufre mucho porque atormentada por un demonio, sin reparar en su condición de pagana va al encuentro de Jesús que es judío gritando en voz alta sin parar: “!Señor, Hijo de David, ten piedad de mí!” Ese grito es signo del gran amor hacia su hija que le hace vencer el miedo al desconocido y a la hostilidad existente entre los dos pueblos. La mujer llama a Jesús: “Señor”, expresión con la que los judíos creyentes se dirigen a Dios y signo de su fe en el poder de Jesús. Sin embargo, Él no contesta, provocando la reacción de los discípulos que le piden que atienda a la mujer para que calle de una vez.

Jesús les recuerda que Él ha sido enviado en primer lugar para traer la salvación al pueblo judío que, gracias a la alianza, gozaba de la prioridad en el plan de Dios. Este argumento contundente pero no acobarda a la mujer cananea que se prostra ante Él e insiste en su pedido: “Señor, socórreme!”.

Esta vez Jesús, responde con una expresión despectiva, propia de la mentalidad y lenguaje judío en el trato con los paganos: ”No está bien tomar el pan de los hijos, para tirárselo a los cachorros”. Pero, ni esta dura respuesta desanima a la mujer cananea, que con sagacidad objeta: ”Y sin embargo, Señor, los cachorros comen de las migas que caen de la mesa de sus dueños”.

Ante semejante actitud e insistencia, Jesús exclama:” Mujer, ¡qué grande es tu fe! ¡Que se cumpla tu deseo!”. Asombrosas palabras del Señor que ponen en evidencia que solo la fe de la mujer ha movido a Jesús a liberar a su hija del espíritu del mal.

La actitud reticente de Jesús, a lo largo de todo el diálogo, apunta a que, por un lado, salga a flote la grandeza de la fe de la mujer y, por el otro, el reconocimiento sin reserva alguna, de que la salvación es ofrecida también a los paganos, como afirma con sus última palabras: ”Qué se cumpla tu deseo”. Por la fe en Jesús, el pan de los hijos, el pan del Reino de Dios, los dones de la gracia y de la vida de Dios son accesibles a todos, rompiendo todas las barreras raciales, sociales y culturales.

Jesús pone a una pagana como modelo de fe orante y humilde

Nos sorprende que Jesús ponga a una pagana como modelo de fe orante y humilde: “Mujer, ¡qué grande es tu fe!”. El amor de la mujer hacia su hija y su fe en Jesús han sido tan “grandes” que la han movido a entablar con firmeza indefectible el diálogo con Jesús y a elevar esa oración tan confiada que ha hecho cambiar los planes iniciales del Señor, Jesus cambia sus planes al ver a la mujer cananea.

La fe orante es diálogo con Dios

Como para la mujer cananea, también en nuestra vida la fe y la oración confiada tienen que ir unidas, y no pueden faltar nunca como actitudes fundamentales del cristiano. La fe orante es diálogo con Dios, dialogo confiado de los hijos con el Padre, por el cual nosotros ponemos delante de él nuestras vidas, nuestras esperanzas y angustias, nuestros logros y fracasos en nuestro seguimiento a Jesús. Esta fe orante es deseo ardiente de salvación, de que Dios intervenga en nuestra vida para liberarnos de nuestros miedos, errores y pecados.

Las idelogias y fanatismos dejan muerte odio y rencor

Dejémonos guiar por la fe en Dios y no nos dejemos arrastrar por las ideologías y fanatismos que dividen, enfrentan y llevan al fanatismo homicida y ciego, como los atentados terroristas que dejan tras de sí tantos muertos y heridos inocentes, además de secuelas de odio y rencor.

Despues del atentado en Barcelona “Ni miedo, ni odio”

En el último atentado de Barcelona, junto a las flores, velas, banderitas y otros signos puestos en el lugar de la matanza, ha sido colocado un letrero muy significativo: “Ni miedo, ni odio”. Dos palabras profundamente evangélicas que brotan de la fe en el Dios de la vida, quien en su misericordia sin límites, nos asegura que Él siempre está dispuesto a acoger nuestro pedido: ”Señor socórrenos” por eso no puede haber ni miedo ni odio.

El diálogo con Dios nos mueve al amor y la solidaridad

Por eso en el encuentro entre Jesús y la mujer pagana nos enseña también que en el diálogo con Dios nuestra vida se abre a los designios que Él tiene para cada uno de nosotros. Al mismo tiempo nos mueve al amor y a la solidaridad hacia los hermanos, a buscar su bien, a solidarizarnos con los problemas de los pobres, los sufridos y agobiados.

El dialogo vedadero no produce vencedores ni vencidos

También es un ejemplo de que un diálogo verdadero, llevado con perseverancia, respeto al interlocutor y escucha de sus razones, y con disposición a cambiar de opinión es la única manera para llegar a acuerdos y soluciones pacíficas de los problemas. En un dialogo verdadero no debe haber vencedores ni vencidos.

Hay que orar por la paz en todas las naciones

Unidos oremos esta mañana con toda confianza no solo por nosotros, sino por nuestro país y el mundo entero, en especial, por la paz en las naciones sumidas en las guerras, por las víctimas del terrorismo, la intolerancia religiosa, el racismo y la violencia inhumana. Hagamos nuestras las palabras de la mujer cananea: “Socórrenos Señor”.
Amén

Información adicional

  • Fuente Infodecom