Infodecom - Información de la comunidad
Pedro Rentería Guardo

Pedro Rentería Guardo

Va terminando esta Gestión 2014 y con alegría y esperanza organizamos uno de los últimos Encuentros Vocacionales del Proyecto SAMUEL.

Este día DOMINGO, 19 de Octubre, de 15:00 a 17:00 h., nos reuniremos en ambientes de nuestro Seminario San Cristóbal, en calle Nicolás Ortíz, 91, de Sucre.

Como es costumbre, invitamos a los chicos adolescentes -colegiales- que sientan en su corazón una inquietud vocacional hacia el sacerdocio diocesano.

Y también como es costumbre, nos acompañará uno de nuestros Obispos, dándonos su palabra y ánimo.

Como es la Jornada del DOMUND, nos hablará la Hna. ANA, Misionera de la Providencia. Igualmente, la Lic. POMPEYA, encargada del Museo Eclesiástico de la Arquidiócesis, nos invita a conocerlo en su dimensión vocacional y misionera.

¡¡ Te esperamos !!

CADA UNA RECIBIÓ BS 45.282. 

Los recursos recaudados por la venta de puestos en la ruta de la Entrada Folclórica de la Virgen de Guadalupe, el pasado 13 de septiembre, fueron distribuidos entre las siete instituciones beneficiarias, además la Municipalidad pagó a las empresas que prestaron servicios de limpieza, reposición de áreas verdes y derechos de autor a SOBODAYCOM.

El secretario Administrativo y Financiero del Gobierno Municipal, Rafael Rodríguez, informó que en la Entrada Folclórica se recaudaron Bs. 454.190, de los cuales, las retenciones de impuestos y gastos alcanzaron a Bs. 137.212, dejando un saldo de Bs. 316.977.

Este monto fue distribuido equitativamente entre el Instituto Psicopedagógico San Juan de Dios, el Psiquiátrico Gregorio Pacheco, el Hogar de niños Mallorca, el Hogar de Ancianos 25 de Mayo, Aldeas Infantiles SOS, la cárcel de San Roque y la Iglesia Católica, cada uno a Bs 45.282.

"Estamos muy felices y agradecidos a la Alcaldía y las instituciones que han colaborado para recibir este monto", manifestó el obispo auxiliar y vicario general de la Arquidiócesis de Sucre, Adolfo Bittschi, al señalar que el dinero será invertido en la refacción de la Catedral.

(Madrid-ESPAÑA)

Año de la Vida Consagrada (30 de noviembre de 2014 a 2 de febrero de 2016). 

La Vida Consagrada en la Iglesia hoy: Evangelio, Profecía y Esperanza. 

Una paloma sostiene levemente sobre su ala un globo poliédrico, mientras se posa sobre el fluir de las aguas de las que se levantan tres estrellas, custodiadas por la otra ala. 

El Logo para el año de la vida consagrada, expresa por medio de símbolos los valores fundamentales de la vida consagrada. En ella se reconoce la «obra incesante del Espíritu Santo, que a lo largo de los signos difunde las riquezas de la práctica de los consejos evangélicos a través de múltiples carismas, y que también por esta vía hace presente de modo perenne en la Iglesia y en el mundo, en el tiempo y en el espacio, el misterio de Cristo» (VC 5).

El signo gráfico que dibuja el perfil de la paloma corresponde en árabe a la palabra Paz: una llamada a la vocación de la vida consagrada para que sea ejemplo de reconciliación universal en Cristo.

Los símbolos en el Logo

La paloma sobre las aguas.

La paloma pertenece a la simbología clásica para indicar la acción del Espíritu Santo fuente de vida e inspirador de creatividad. Es una referencia a los comienzos de la historia: en el principio, el Espíritu de Dios aleteaba sobre las aguas (cfr. Gen 1,1). La paloma, que planea sobre un mar hinchado de vida sin expresar, recuerda la fecundidad paciente y confiada, mientras que los signos que la rodean revelan la acción creadora y renovadora del Espíritu. La paloma evoca además la consagración de la humanidad de Cristo en el bautismo.

Las aguas formadas por piezas de mosaico, indican la complejidad y la armonía de los elementos humanos y cósmicos, que el Espíritu hace "gemir" según los misteriosos designios de Dios (cfr. Rm 8,27), para que converjan en el encuentro acogedor y fecundo que lleva a una nueva creación, aunque estén amenazados por un mar de hostilidades – la paloma vuela sobre las aguas del diluvio (Gn 8, 8-14). Los consagrados y las consagradas en el signo del Evangelio – desde siempre peregrinos entre los pueblos también por las vías del mar – viven su variedad carismática y diaconal como "buenos administradores de la multiforme gracia de Dios" (1Pd 4,10); marcados por la Cruz de Cristo hasta el martirio, habitan la historia con la sabiduría del Evangelio, llevando la Iglesia a que abrace y sane todo lo humano en Cristo.

Las tres estrellas.

Recuerdan la identidad de la vida consagrada en el mundo: como confessio Trinitatis, signum fraternitatis e servitium caritatis.Expresan la circularidad y la relación del amor trinitario que la vida consagrada trata de vivir cada día en el mundo, en el signo de la fraternidad. Las estrellas indican también el triple sello áureo con el que la iconografía bizantina honra a María, la toda Santa, primera Discípula de Cristo, modelo y patrona de toda vida consagrada.

El globo poliédrico.

El pequeño globo poliédrico significa el mundo con la variedad de pueblos y culturas, como afirma el Papa Francisco (cfr EG236). El soplo del Espíritu lo sostiene y lo conduce hacia el futuro. Invitación a los consagrados y a las consagradas a que sean "portadores del Espíritu (pneumatophóroi), hombres y mujeres auténticamente espirituales, capaces de fecundar secretamente la historia" (VC 6).

El Lema

Vita consecrata in Ecclesia hodie. Evangelium, Prophetia, Spes

El lema da un ulterior relieve a identidad y horizontes, experiencia e ideales, gracia y camino que la vida consagrada ha vivido y sigue viviendo en la Iglesia como pueblo de Dios, en el peregrinar de las gentes y de las culturas, hacia el futuro.

Evangelium: indica la norma fundamental de la vida consagrada que es la «sequela Christi tal y como la propone el Evangelio" (PC 2a). Primero como «memoria viviente del modo de actuar y de existir de Jesús" (VC 22), después como sabiduría de vida en la luz de los múltiples consejos que el Maestro propone a los discípulos (cfr LG 42). El Evangelio da sabiduría orientadora y gozo (EG1).

Profetia: indica el carácter profético de la vida consagrada que se configura "como una forma de especial participación en la función profética de Cristo, comunicada por el Espíritu Santo a todo el Pueblo de Dios" (VC 84). Es posible hablar de un auténtico ministerio profético, que nace de la Palabra y se alimenta de la Palabra de Dios, acogida y vivida en las diversas circunstancias de la vida. La función se explicita en la denuncia valiente, en el anuncio de nuevas "visitas" de Dios y "en el escudriñar nuevos caminos de actuación del Evangelio para la construcción del Reino de Dios" (ib.).

Spes: recuerda el cumplimiento último del misterio cristiano. Vivimos en tiempos de extendidas incertidumbres y de escasez de proyectos de amplio horizonte: la esperanza muestra su fragilidad cultural y social, el horizonte es oscuro porque "parece haberse perdido el rastro de Dios" (VC 85). La vida consagrada tiene una permanente proyección escatológica: testimonia en la historia que toda esperanza tendrá la acogida definitiva y convierte la espera "en misión para que el Reino se haga presente ya ahora" (VC 27). Signo de esperanza, la vida consagrada se hace cercanía y misericordia, parábola de futuro y libertad de toda idolatría.

"Animados por la caridad que el Espíritu Santo infunde en los corazones" (Rm 5,5) los consagrados y las consagradas abrazan pues el universo y se convierten en memoria del amor trinitario, mediadores de comunión y de unidad, centinelas orantes en la cresta de la historia, solidarios con la humanidad en sus afanes y en la búsqueda silenciosa del Espíritu.

Todo lo puedo en Aquel que me conforta (Flp 4, 13)

Mons. Jesús Juárez Párraga, SDB., Arzobispo de la Arquidiócesis de Sucre, Mons. Adolfo Bittschi Mayer, Obispo auxiliar, y los familiares tienen el agrado de invitar al Pueblo de Dios a participar de la:

Ordenación Presbiteral del Diácono HUGO MEJÍA URMILLA.

Que se llevará a cabo en la Parroquia San Antonio de los Sauces-Monteagudo, el jueves 23 de octubre, a horas 18:00 (6:00 de la noche).

Agradecemos su participación y sus oraciones.

El Presbítero Hugo Mejía celebrará la Eucaristía el día lunes, 27 de octubre, a hrs. 11:00 en la Parroquia de San Lucas.

Sucre, octubre de 2014.

¿La actualidad política se ve representada a través de la democracia de partidos? Para los analistas políticos tanto los partidos de izquierda como los de derecha adolecen de los mismos defectos que los conducen: "hacia la burocratización, la oligarquización, el desprecio de la militancia de base, en suma, la maquinaria que busca el voto y se olvida de la participación, el debate y la promoción del interés por la profunda democratización". (José María Mardones)

Por lo tanto, si empezamos a referirnos sobre los desafíos de la vida política y los desafíos de la Iglesia, se requiere pues una renovación de los partidos que responda a las necesidades actuales, que respete la diversidad de matices al interior del mismo, flexibilice la estructura (que evite la burocratización) y dé una mayor "cabida a la responsabilidad y participación de los militantes". Una vida política sana "tiene necesidad de una responsabilidad solidaria, y ésta exige renuncia a favor de la comunidad, lo cual sólo se justifica en función de un determinado sentido de la vida".

Revitalizar la democracia debe contemplar una ética cívica "que promueva la solidaridad y la responsabilidad por el bien común". A lo que se quiere apuntar es a una "ciudadanía social, es decir, a un sujeto de la política que deje de ser cliente y pase a ser partícipe activo y responsable en la construcción social (y no sólo hacerle creer que lo es)", lo cual se logrará reforzando la dimensión ético-política.

Es de ahí que la iglesia, al contemplar con mirada crítica el actuar sociopolítico de nuestra sociedad, se hace frente a una realidad que le invita también a mirarse a sí misma y ver los desafíos que van descubriendo; por lo tanto no puede menos que hacer el esfuerzo por escuchar lo que a dicha institución le acontece. En ese escuchar, la iglesia debe mirar su propio actuar dentro de la sociedad, que no sólo se debe enmarcar en un rito, o en el solo hecho de congregarse dando la espalda a su realidad, o en dar meras reflexiones de fe; sino también en acompañar a su iglesia, su pueblo, en los cambios importantes que marcan su diario vivir, y velando por la igualdad de condiciones en la vida familiar, social y política; porque recordemos que Jesús no fue sólo un ejemplo de vida meramente ideal y utópico; Él vivió y actuó de manera coherente, enseñando con su vida el significado de ser y sentirse libre, para amar, perdonar, escuchar y hacerse escuchar, sin manipulaciones de ninguna índole, Él respondió a su tiempo íntegramente sin buscar vanagloriarse y menos aún que lo vanagloriaran, y no fue un hombre indiferente a su realidad social. Y he aquí los desafíos que nuestra "Iglesia tiene con la vida política", y es no ser un mero televidente u observador ajeno a la realidad o indiferente a ella (como muchos quisieran).

Y también no olvidemos que todos estamos llamados a conformar la Iglesia (cristianos, no cristianos, creyentes, no creyentes, políticos, pobres, ricos) y somos parte de una realidad concreta como bolivianos, y no podemos darnos el lujo de ser indiferente a ella.

(Madrid-ESPAÑA)

Cuando este número de ecclesia llegue a sus lectores, el Sínodo Extraordinario de los Obispos sobre la familia estará concluyendo. Y, entonces, quizás, sí se podrá intuir mejor el conjunto de sus trabajos y de sus perspectivas y expectativas. Con todo, entendemos que las preguntas que titulan nuestro Editorial de hoy y que están en la mente de la comunidad eclesial, pueden hallar ya algún atisbo, alguna pista, más allá de lo meramente informativo.

Creemos, en primer lugar, que el Papa Francisco y sus colaboradores han logrado meter, poner a toda la Iglesia en Sínodo, en estado, en camino, en clima, en opinión pública de Sínodo. Y ello es positivo. Porque si el Sínodo de los Obispos se reduce solo a los tres centenares de personas que forman, de un modo u otro, parte de él, se quedaría corto en sus verdaderas aspiraciones de fomentar un estilo de vida eclesial sinodal y de mayor comunión y corresponsabilidad.

En segundo lugar, las intervenciones públicas y oficiales del Papa Francisco, comentadas ya en nuestro Editorial de la pasada semana, han aportado asimismo clarificación, horizontes y hasta grandeza a la asamblea. Y, en concreto, sus palabras de saludo del lunes 6 de octubre, al comienzo de los trabajos sinodales y su llamada a la sinceridad, a la libertad, a la escucha, a la acogida, a la humildad y a la renovada confianza en que Pedro garantiza el depósito de la fe, han sido igualmente una aportación decisiva y confortadora para el devenir de la asamblea.

Y desde las citadas sinceridad, libertad y fraternidad y desde la misma naturaleza de lo que un Sínodo es –una institución al servicio de la colegialidad, de la comunión y de la misión, y no un órgano de poder ejecutivo o legislativo o generador de climas de opinión- esta asamblea sinodal no se ha andado por las ramas ni por las teorizaciones. El Sínodo de la Familia está siendo un baño de realidad, un ejercicio de responsabilidad pastoral, una permanente interpelación sobre la novedad y reclamos del Evangelio y cómo es su plasmación actual en la vida de las familias.

Saben nuestros lectores que ecclesia, con casi ya 75 años de servicio periodístico y eclesial semanal, no se caracteriza por posiciones maniqueas, extremas, frentistas o sensacionalistas. Tampoco a Francisco le gustan los triunfalismos, los derrotismos y las autocomplacencias. Afirmar, entonces, que los cambios en la metodología en este Sínodo y en su preparación -muy importante y positivo el quehacer realizado durante el año preparatorio a la asamblea- es un acierto, un gran acierto, no es tampoco ninguna concesión a lo "eclesialmente correcto", ni una enmienda, total o parcial, a cómo discurrieron los anteriores Sínodos. Y es que quizás los afortunados cambios de ahora han llegado gracias al camino recorrido previamente y a la experiencia acumulada, que, además, ya venía, desde hace algunos años, reclamando y recibiendo nuevos impulsos metodológicos.

Pero, ¿en qué va a quedar este Sínodo, cuáles van a ser sus conclusiones? No podemos ser adivinos... Pero sí podemos y debemos tener memoria y recordar que el 19 de octubre, con la clausura de esta asamblea, solo concluye ella y para octubre de 2015 la familia volverá al aula sinodal. Eso sí, volverá con la "Relatio Synodi" y el Mensaje que el Sínodo apruebe el sábado 18, con la homilía del Papa del domingo 19 y con las eventuales nuevas iniciativas que Francisco impulse. Y todo esto significa que lo previsible es que no se tomen medidas de carácter decisorio, medidas que, por otro parte, solo competen al Papa y no al Sínodo, institución que sí puede ofrecerle propuestas y puntos de vista, como ya hace.

El Sínodo concluye con la beatificación del Papa Pablo VI. No es ni casual ni baladí la circunstancia. Pablo VI fue, en el contexto del Vaticano II, el restaurador del Sínodo de los Obispos. Fue el Papa del Concilio y del postconcilio primero, el Papa del diálogo con una compleja modernidad que dejaba ya vislumbrar algunos de sus claroscuros actuales. Fue el Papa de la renovación y de la fidelidad, del encuentro y de la búsqueda, de la misión y, aun a costa de tanto sufrimiento, de la comunión. ¿Esta "coincidencia" no nos estará dibujando ya algunas de las perspectivas y respuestas del Sínodo Extraordinario de la Familia?

(Madrid-ESPAÑA)

El miércoles 15 de octubre comienzan las celebraciones del V Centenario del Nacimiento de Santa Teresa de Jesús, efeméride que podría traer a España al Papa Francisco.

Todos los caminos de la Iglesia católica en España se dirigen ya hacia el V Centenario del Nacimiento de Santa Teresa de Jesús, con un especial epicentro en la ciudad de Ávila, donde nació la santa el 28 de marzo de 1515 y también en Alba de Tormes (Salamanca), donde falleció el 4 de octubre de 1582. No obstante, dado el relieve de la santa, toda la Iglesia católica en España y el Carmelo Descalzo de toda la Iglesia universal celebrará la efeméride con rango de año jubilar. La clausura será el 15 de octubre de 2015.

La festividad litúrgica de Santa Teresa es el 15 de octubre, y es que, aunque, como queda dicho, murió un 4 de octubre, al día siguiente entró en vigor la reforma gregoriana del calendario, que adelantaba diez días el calendario para suplir, científicamente, errores y desfases cronológicos o de medición del tiempo que se arrastraban desde el siglo IV. Ello, la corrección del desfase cronológico, se hizo con la introducción cuatrienal de los años bisiestos para subsanar los errores.

Y junto a Ávila y a Alba de Tormes, otras quince ciudades, estrechamente vinculadas con la santa, vivirán especialmente este quinto centenario. Estas ciudades son Medina del Campo. Malagón, Valladolid, Toledo, Pastrana, Salamanca, Segovia, Beas de Segura, Sevilla, Caravaca de la Cruz, Villanueva de la Jara, Palencia, Soria, Granada y Burgos.

Con ocasión de este V centenario del nacimiento de Santa Teresa de Jesús, y por disposición de la Santa Sede, toda la Iglesia católica en España celebrará, del 15 de octubre de 2014 al 15 de octubre de 2015, Año Jubilar Teresiano. Los obispos diocesanos han establecidos determinados templos como templos como lugares en los que se puede ganar el jubileo, en las condiciones que señala la Iglesia (peregrinación, confesión, comunión y oración)

Desde la CEE y el Papa Francisco

La Conferencia Episcopal Española (CEE), promotora junto al Obispado de Ávila y la Orden del Carmelo Descalzo, del Año Jubilar Teresiano, concedido por la Santa Sede, ya ha aprobado las siguientes actividades del mismo: inauguración, el miércoles 15 de octubre en Ávila, del Año Jubilar del V Centenario del nacimiento de Santa Teresa, cuya celebración presidirá el arzobispo presidente de la CEE, monseñor Ricardo Blázquez Pérez; jubileo de los obispos, con peregrinación de estos a Ávila al concluir la Asamblea Plenaria de primavera, el viernes 24 de abril de 2015; Encuentro Europeo de Jóvenes, del 5 al 9 de agosto de 2015 en Ávila, organizado conjuntamente por el Departamento de Pastoral Juvenil de la CEE, la diócesis de Ávila y la Orden de los Carmelitas Descalzos e iniciativa que se espera sea secundada por, al menos, nueve mil jóvenes. La clausura del Año Jubilar Teresiano será el 15 de octubre de 2015.

También la CEE, el Obispado de Ávila y el Carmelo Descalzo, amén del Rey y el Gobierno de España, han invitado al Papa Francisco a que viaje a España con este motivo. Preguntado al respecto, a la vuelta de su viaje a Corea en agosto, el Santo Padre dejó abierto, muy abierto, aunque todavía esté decidir y perfilar su viaje a España para 2015, en el contexto del Año Teresiano. Eso sí, de momento, lo que Francisco piensa es un viaje de un día, con etapas en Ávila y en Alba de Tormes. Incluso, la prensa de Castilla y León ya le ha puesto fecha a esta visita: el sábado 28 de marzo, día exacto del quinientos aniversario del nacimiento de Santa Teresa de Jesús. Eso sí, el sábado 28 de marzo es la víspera de Ramos y de Semana Santa... En cualquier caso, habrá que seguir esperando a ulteriores confirmaciones. Por el momento, este viaje, con palabras textuales de Francisco, a lo mejor es posible, pero no está decidido"... Pero todo parece indicar que sí, que el Papa vendrá a España en 2015.

Oración del Año Jubilar Teresiano

Dios, Padre nuestro,

te alabamos y te bendecimos,

porque nos concedes la gracia de celebrar

el V centenario del nacimiento

de Santa Teresa de Jesús.

Señor Jesucristo, "amigo verdadero",

ayúdanos a crecer en tu amistad,

para que, como Teresa, hija de la Iglesia,

demos testimonio de tu alegría ante el mundo,

atentos a las necesidades

de la Humanidad.

Espíritu Santo,

ayúdanos a avanzar,

"con limpia conciencia y humildad",

en el camino de la vida interior,

cimentados en la verdad,

con renovado desprendimiento,

y amor fraterno incondicional.

Como Teresa de Jesús,

maestra de espiritualidad,

enséñanos a orar de todo corazón:

"Vuestra soy, Señor, para Vos nací

¿qué mandáis hacer de mí? Amén.

Himno: "Maestra de la luz"

Con letra del poeta y periodista Carlos Aganzo, director del diario El Norte de Castilla, de Valladolid, y música del compositor y músico especialista en música religiosa Francisco Palazón, este el texto del himno oficial del V Centenario de Santa Teresa de Jesús, del Año Jubilar Teresiano:

Estribillo:
(Teresa de Jesús, doctora de la Iglesia,
maestra de la luz, centella del amor,
enséñanos la senda por la que caminaste
con alma enamorada, buscando en ti al Señor.)

La oración es, Teresa, atrio de tu casa
morada amurallada, palacio de interior,
refugio del humilde que aspira a las virtudes,
castillo de diamante o diáfano color.

Estribillo

La luz va iluminando, Teresa, tus sandalias
que van pisando el tiempo para una nueva edad
con fríos y con soles, con lluvias y con nieves,
con grande sed de viento y amor de libertad.

Estribillo

Tu escritura, Teresa, que hiciste de rodillas,
tus sílabas en vuelo, tu verbo celestial,
son fuego que palpita, son llama de amor viva,
palabra que inaugura un canto universal.

Estribillo

Centellas de luz pura, Teresa, son tus ojos
absortos en la noche, prendidos del fulgor.
Reluce y se estremece tu alma que han tocado
los dedos del amado vistiéndola de amor.

Estribillo

Cronología básica de Santa Teresa de Jesús

1515: El 28 de marzo, miércoles de pasión, nace en Ávila.

1522: Con su hermano Rodrigo huye de casa para ir a misiones. En las puertas de la ciudad amurallada de Ávila se ve obligada a regresar a su hogar.

1531: Ingresa en el monasterio de Santa María de Gracia.

1534: Huye al convento abulense de la Encarnación hace la profesión carmelitana.

1554: El miércoles de ceniza, orando ante una imagen de Cristo muy llagado, recibe el don de la conversión.

1556: Comienzan los fenómenos místicos.

1562: Termina el "Libro de la vida" e inaugura el convento de San José, del que es elegida priora en 1563.

1567: Recibe la autorización para fundar conventos de la reforma carmelitana. Lo hará en Ávila, Medina del Campo, Malagón, Valladolid, Toledo, Pastrana, Salamanca, Alba de Tormes, Segovia, Beas de Segura, Villanueva de la Jara Sevilla, Burgos...

1573: Firma "Camino de Perfección" y comienza "Las Fundaciones".

1577: Firma "Las Moradas".

1582: Muere en Alba de Tormes, el 4 de octubre.

1614: El 14 de abril es beatificada por el Papa Paulo V.

1622: El 12 de marzo de 1622 es canonizada por el Papa Gregorio XV.

1970: El 27 de septiembre es proclamada por el Papa Pablo VI doctora de la Iglesia.

1982: Con ocasión del IV Centenario de su muerte, el Papa Juan Pablo II visita Ávila y Alba de Tormes, el día 1 de noviembre. A buen seguro que a esta cronología habrá que añadir pronto la visita del Papa Francisco en 2015.

 

 

 

 

El evangelio de este domingo nos regala la parábola de Mateo 22,1-14. Es la parábola de los que fueron invitados a las bodas del banquete del rey y son sustituidos por otras personas que en principio no habían sido invitados. Esta parábola coincide con las parábolas de los viñadores y la del hijo que dijo "sí" pero no fue a trabajar a la viña.

Los primeros invitados son los judíos, pero no quisieron asistir, poniendo una serie de pretextos.

Esta parábola está narrada más ampliamente por el evangelista Lucas; es interesante leer el texto de este evangelista. En Mateo, la parábola tiene como un apéndice. El rey ve a un invitado que no lleva el vestido de fiesta y lo manda a expulsar y castigar.

La primera lectura que corresponde a Isaías 25,6-9, prepara la escucha del evangelio de este domingo. La lectura pertenece a uno de los llamados "Apocalipsis" de este profeta. En los capítulos 24 al 27 se hace una descripción del juicio final de Dios a la humanidad. Ese juicio no ha de ser necesariamente un día de terror. Todo lo contrario: se trata de una gran invitación a acercarse a disfrutar de las delicadezas de Dios para con sus hijos. Aquel día se dirá: "aquí está nuestro Dios, de quien esperábamos la salvación. Regocijémonos de alegría porque nos ha salvado".

El juicio final tiene su anticipo en la vida cotidiana de los cristianos, de toda la Iglesia. La montaña que Isaías pone como lugar del gran banquete es la ciudad santa de Jerusalén, sede del juicio. Pero muy bien se puede aplicar también a la Iglesia. Y al altar donde se celebra el sacrificio y banquete de la Eucaristía. Desde esa montaña, la Iglesia, el Señor llama a todos. En ella quiere ofrecernos los "manjares sustanciosos" de su Cuerpo y de su Sangre derramada por nosotros. Desde esa montaña del altar, él quiere quitarnos los sinsabores de muerte, para restituir a todos la alegría de una vida feliz.

El Señor que nos ha llamado a su reino nos ha dejado la misión de anunciarlo a todos y en todas partes. Él ha querido valerse de nosotros, discípulos suyos, para hacer llegar su invitación divina. Dios quiere brindar a muchas personas más al banquete de su amor de los que le pertenecen. Nadie queda excluido de la invitación divina pues él ha preparado un banquete, el banquete del Hijo para todos.

El banquete ha sido siempre una de las categorías que mejor entendemos para expresar lo que hay de bueno y festivo, tanto en la relación con Dios como con las personas. Es alimento y nutrición, pero también es signo de comunión y solidaridad entre los comensales y con el que invita. El que invita es Dios. Por eso, no nos debe extrañar que en la Biblia se utilice para expresar los planes de Dios. El profeta Isaías anuncia que Dios, en los tiempos mesiánicos, prepara un banquete festivo, con manjares suculentos y vinos generosos.

De Dios es la iniciativa, la invitación a participar en su fiesta, en su banquete. Esto aparece muy claro en la parábola del rey que celebra las bodas de su hijo, tiene un gran deseo de llenar las mesas de comensales. Originariamente la parábola quiere explicar a los dirigentes religiosos de Jerusalén, que han rechazado a su Enviado y la reacción de Dios ante la negativa de su pueblo a escuchar al Hijo de Dios. Dios llama a todos y brinda su amor gratuitamente a todos.

También nosotros, cristianos, los discípulos de Jesús, podemos desaprovechar tantas oportunidades de gracias y dones gratuitos, de invitaciones de Dios. El papa Francisco, a quien tantos cristianos admiran, insiste en el llamado a participar en la vida de la iglesia siendo miembros activos. Pero en esto, como en la mayoría de lo que nos dice el Papa no se le hace caso. El Papa quiere que trabajemos en nuestras parroquias. Así mismo, nos llama a participar cada domingo en la misa parroquial. La mayoría de los cristianos católicos ni colaboran en sus parroquias ni participan cada domingo en la misa dominical. Hacen oídos sordos a la invitación persistente del papa Francisco.

San Pablo nos dice algo muy importante a tener en cuenta: "Todo lo puedo en Aquel que me conforta". No es un gesto petulante. Es el reconocimiento de la dificultad de no dejarse sacudir por las necesidades materiales. La gracia para poder estar convencido y actuar de esa forma se da a todos los que participan en la eucaristía con fe. "Dichosos los invitados al banquete de las bodas del Cordero" (Ap 19). El sacerdote, al invitar a recibir la sagrada Comunión dice: "dichosos los invitados a la Cena del Señor".

Sucre, 12 de octubre de 2014

Mons. Jesús Pérez Rodríguez, O.F.M.
Arzobispo emérito de Sucre

Los nueve departamentos del país, mostrando sus costumbres en baile, comida y trajes típicos, desfilaron la mañana de ayer, jueves, por las calles del centro de la ciudad en la Feria Productiva "Bolivia sobre ruedas", que organizó la unidad educativa San Cristóbal con el nivel de primaria, ante la atenta mirada del público.

La Iglesia Católica se moviliza en el mes de las misiones e invita a la población a sumarse a actividades de solidaridad y colaborar en la colecta del 19 de octubre, Día Mundial de las Misiones.

Asimismo, en el marco del "Mes de las Misiones", varias unidades educativas de convenio se preparan para realizar trabajos de misión en instituciones sociales y comunidades alejadas; la Arquidiócesis de Sucre, invita a seguir esos actos y a formar parte de los Equipos Parroquiales de Animación Misionera (EPAMIs) en cada parroquia, convocó el vicario de Pastoral de la Arquidiócesis de Sucre, Enrique Quiroga.

La autoridad eclesial destacó las iniciativas de las unidades educativas y los grupos parroquiales que realizarán varias actividades solidarias en este mes especial, llevando a Jesucristo a las demás personas.

Asimismo, recordó que la colecta del Día Mundial de las Misiones se destina a varios trabajos de misión que encara la Iglesia en todo el mundo.

Página 1 de 69

Video Destacado

Mons.Eugenio Scarpellini: "Ser portadores del evangelio de Jesús"

Twitter

Banner Reflexion dominical ok

10 - Banner  - Anunciate Aqui

03 - banner Iglesia Viva

06 - Infodecom - Diakonia

07 - Infodecom - Radio San Miguel

08 - Infodecom - Audios

09 - Infodecom - Universidad Selesiana

11 - Infodecom - Religion Digital

12 - Infodecom - Catholic News

13 - Infodecom - Colobora sosteniendo Infodecom

15 - Banner - Publicite Aqui

 01 - Infodecom - Papa Francisco en Bolivia

 banner Cochabamba medida ok

Buscador de Infodecom